Redacción BLesLa TV pública de Holanda tiene planeado transmitir un programa danés llamado “simplemente desnudos” en el cual niños entre 10 y 12 años son expuestos a adultos desnudos para supuestamente hacerles preguntas sobre sus cuerpos. El programa que algunos ven como la normalización de la pedofilia, atrajo críticas del público y políticos.

Más allá de que los productores del programa que obviamente comparten la visión pervertida de que los niños inocentes y puros a esa edad tienen que mirar los órganos sexuales de personas adultas (¡¿para qué?!), han asegurado que está todo ‘cuidadosamente producido’, el argumento no sirve de nada, el impacto sobre estos niños será a mediano y largo plazo si esto se normaliza.

Según Daily Mail, los críticos lo han tachado de “repugnante”, y el líder del partido derechista FvD, Thierry Baudet, ha dicho que “se acerca a la promoción de la pedofilia”.

El diputado de izquierda, Tunahan Kuzu calificó el programa de “ridículo” y pidió a sus seguidores de Twitter que escribieran a la cadena nacional para quejarse.

El partido conservador SGP también ha preguntado en el Parlamento por qué sigue adelante el programa.

Algunos niños que vieron la presentación previa del programa dijeron cosas como “este no es un show que yo necesite ver”, o “me sentí un poco incómodo al principio”, justamente este comentario describe que naturalmente los niños rechazan la sexualización a tan temprana edad, pero si se los empuja continuamente a consumir este material pervertido, terminan aceptándolo.

La meta final es que los niños acepten ver adultos desnudos para que eventualmente acepten a un pedófilo que busca intimar con ellos: es la peor de las perversiones que la gente no debe aceptar.

Le recomendamos:

Las redes sociales están asistiendo esta perversidad

Tanto alboroto por el supuesto ‘discurso de odio’ de la red social Twitter que censura a los conservadores que critican a los “drag Queens”, hombres vestidos de mujeres que van a contarles cuentos a los niños en las escuelas infantiles, pero a la vez permite que usuarios que publican el abuso de menores y pornografía infantil puedan lucrar en la red.

El pasado 8 de marzo, Breitbart reportó sobre Lauren Witzke, ex candidata al senado por el estado de Delaware, que fue suspendida en Twitter por criticar a un personaje transgénero que llamó a las niñas “pervertidas”.

“El último tuit antes de que finalmente me cierren”, dijo Witzke. “Llamar demoníacos a los pedófilos ahora viola los términos de servicio de Twitter como “contenido odioso”. ¡SIGAN LUCHANDO! ¡Es vuestro trabajo levantar la antorcha y luchar por lo que es correcto!”

A fines de enero de este año, New York Post reportó sobre la historia de un adolescente que fue engañado para mostrar fotos íntimas a una persona por Internet. Esta persona lo chantajeó amenazando con publicar sus fotos si no le enviaba más material sexual suyo con otra persona.

Atormentado por la situación, el niño que en ese momento tenía 13 años, hizo lo que le pidieron.

El pervertido que lo chantajeó luego publicó los videos del muchacho en su canal de Twitter donde comparte pornografía infantil y material obsceno. El canal, según el reporte, tiene avisos publicitarios de por medio, es decir, está generando ganancias.

El joven, ahora con 17 años, se enteró que los videos estaban online porque muchos de sus compañeros y conocidos vieron los videos y se burlaron maliciosamente al punto de dejarlo con pensamientos suicidas.

Con mucha angustia escribió a Twitter para pedir que bajaran los videos de su abuso, pero Twitter se negó a hacerlo, diciendo que los videos no violaban las reglas comunitarias.

Recién cuando la madre del niño encontró ayuda de funcionarios de la Dirección de Seguridad Doméstica, lograron bajar los videos, pero eso fue luego de al menos tres instancias en que solicitaron a Twitter que lo hicieran.

¿Qué más necesitamos para ver los verdaderos colores de Twitter?

Álvaro Colombres Garmendia– BLes.com