Hans-Christian Wolters, investigador responsable del caso Madeleine McCann, ha afirmado que se han encontrado nuevas pruebas relevantes para la investigación en la autocaravana de Christian Brueckner, principal sospechosos de la desaparición de la niña, según ha informado el periódico británico The Sun.

“Hemos encontrado nuevos hechos y nuevas pruebas”, dijo Wolters en una entrevista para la televisión portuguesa y para el canal AMC Crime emitida este martes, fecha en la que se cumplieron 15 años de la desaparición de la niña británica. El investigador alemán se mostró así de tajante sobre la culpabilidad de Brueckner: “gracias a nuestras pruebas, estamos seguros de que él es el asesino de Madeleine McCann”.

Estas declaraciones se produjeron después de que la periodista portuguesa Sandra Felgueiras presionara a Wolters acerca de los rumores sobre el hallazgo en el vehículo de Brueckner de fibras del pijama rosa de Winnie the Pooh que McCann llevaba puesto la noche de su desaparición, el 3 de mayo de 2007. “¿Es cierto que han encontrado algo perteneciente a Madeleine en la caravana de Christian B?”, preguntó la periodista.

Wolters trató de esquivar la pregunta asegurando que no podía comentar detalles de la investigación, pero ante la insistencia de Felgueiras dejó entrever la veracidad de los rumores.  “No quiero negarlo, porque el sospechoso aún no ha sido informado”, explicó. Según la ley alemana, los detalles de una investigación policial no pueden hacerse públicos hasta que el sospechoso y su equipo legal no reciban todos las pruebas que existan en su contra. 

En la línea de estas averiguaciones, Dieter Fehling, padre de la examante de Brueckner, declaró en el documental Madeleine McCann: principal sospechoso, emitido también este martes en la televisión estadounidense con motivo del 15º aniversario del caso, que el violador alemán le dijo que creó en su autocaravana “un escondite lo suficientemente grande como para que quepan niños pequeños”.

Por su parte, el recientemente imputado Christian Brueckner, que actualmente se encuentra en prisión en Alemania por violar a una mujer de 72 años, niega su implicación en la desaparición de Madeleine McCann. Aunque no aportó una coartada cuando fue interrogado por la policía alemana, en el citado documental asegura que en la noche de los hechos se encontraba lejos del complejo hotelero de Praia da Luz del que desapareció la niña y que estaba manteniendo relaciones sexuales con una mujer dispuesta a respaldarlo, según ha informado The Sun.

Fuente: 20 Minutos

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.