Redacción BLesEl nuevo conflicto entre Israel y Palestina en la llamada Franja de Gaza, ha despertado una creciente ola de antisemitismo violento en Estados Unidos y también en otros lugares del mundo. Resulta contradictorio que las acciones antisemitas y de violencia contra los judíos, generalmente es impulsada por sectores de izquierda quienes dicen defender la desiguladad y luchar contra la discriminación y el racismo. 

Pareciera ser que los manifestantes pro Palestina se han visto motivados por el reciente enfrentamiento entre Israel y Palestina y comenzaron una serie de ataques antisemitas que parece continuar.

Desde Nueva York y California hasta Illinois y Utah, el reciente conflicto entre Israel y Gaza ha generado una inquietante reacción contra los judíos estadounidenses, que se han convertido en el blanco de amenazas de muerte, discursos de odio y violentos ataques físicos, reportó Fox News.

“Deja de decirme que esto es sobre Israel y Gaza”, dijo un neoyorquino que fue confrontado por una turba pro Palestina cuando se dirigía a la sinagoga esta semana. “Mi gente está siendo atacada en todo Estados Unidos a plena luz del día. Esto es antisemitismo de libro de texto, y continuaremos viviendo en peligro hasta que el público comience a reconocerlo por lo que es”.

Los comentarios de esta persona, se vieron reflejados en muchas ciudades estadounidenses y también en otras partes del mundo bajo la misma lógica antisemita.

En Los Ángeles, un grupo de manifestantes pro Palestina saltaron de sus vehículos pasando por un restaurante de Beverly Grove el martes y comenzaron a señalar y agredir a los comensales judíos en un ataque violento que fue captado por la cámara de un transeúnte. 

Le recomendamos: LO QUE NO TE CONTARON del Conflicto ISRAEL-PALESTINA

Ad will display in 09 seconds

El video muestra a miembros de una caravana de automóviles con banderas palestinas mientras conducen en cercanía al restaurante de sushi mientras, según los informes, gritan “¡Muerte a los judíos!” y revolean botellas de vidrio.

En Illinois, una sinagoga en Skokie fue vandalizada el domingo en lo que se está investigando como un crimen de odio, según reportaron las autoridades. Los congregantes encontraron un cartel de “Palestina libre” en la puerta de la Congregación Hebrea Persa, junto con una ventana rota y un objeto no identificado que parecía un “arma”. 

En Nueva York, una ciudad liberal por excelencia, es donde más se concentraron los ataques antisemitas.

El ex asambleísta del estado de Nueva York Dov Hikind, un demócrata pro israelí que también es el fundador de Americans Against Antisemitism, documentó distintos hechos de violencia perpetrados el jueves, al igual que varios periodistas y ciudadanos que presenciaron la violencia a medida que se desarrollaba.

Otros videos incluyen ataques en un restaurante por parte de un grupo de manifestantes pro palestinos escupiendo a los comensales presuntamente judíos. Este hecho fue filmado por un corresponsal del sitio web de noticias conservador American Pigeon:

Paralelamente grupos de izquierda estadounidenses tales como Black Lives Matter, expresaron su ‘solidaridad’ con los palestinos en medio del conflicto con Israel, definiendo su postura tajante contra el pueblo judío en un mensaje vía Twitter:

“Black Lives Matter se solidariza con los palestinos. Somos un movimiento comprometido con poner fin al colonialismo de los colonos en todas sus formas y continuaremos abogando por la liberación de Palestina. (Siempre lo fui y siempre lo seré)”

De este modo queda evidenciado una vez más cuán falaz es el discurso de izquierda en contra de la discriminación y la igualdad. Es evidente cómo manipulan a la sociedad, utilizando discursos que suenan agradables a los oídos siempre y cuando sirvan para cumplir con su agenda globalista. Pero cuando sus palabras se vuelven en contra de los aliados o intereses particulares, la moral es dejada de lado tal como sucede con el racismo contra los judíos. 

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.