Redacción BLesLa embajada de Estados Unidos confirmó haber sufrido un ataque con cohetes el domingo por la noche, mediante un mensaje vía Twitter. Según informó, el complejo sufrió algunos daños, pero no se reportaron heridos ni víctimas fatales. Fuerzas militares iraquíes, aseguraron que el ataque habría sido perpetrado por un “grupo proscrito” por el gobierno.

La embajada confirmó el ataque vía Twitter diciendo: “La Embajada de los Estados Unidos confirma que los cohetes dirigidos a la Zona Internacional dieron como resultado la participación de los sistemas defensivos de la Embajada. Hubo algunos daños menores en el recinto de la Embajada, pero no hubo heridos ni víctimas”.

Más tarde en otro mensaje, la embajada informó que se registraron algunos daños en áreas residenciales en la zona de la embajada y se detectaron también algunos heridos civiles iraquíes inocentes. 

La embajada aprovechó la ocasión para reclamarle al gobierno iraquí su inmediata intervención en el asunto, la colaboración para tomar medidas a fin de prevenir este tipo de ataques y una investigación profunda para encontrar a los culpables. 

Paralelamente, según lo informado por Fox News, un comunicado oficial publicado por el servicio militar iraquí, dijo que “un grupo proscrito” lanzó ocho cohetes contra la “Zona Verde”, hiriendo a una persona de seguridad iraquí en un puesto de control y dañando un complejo residencial y algunos automóviles.

Un funcionario estadounidense en Bagdad, en comunicación con Fox News, aseguró que el ejército estadounidense desplegó su sistema de defensa, C-RAM, contra cohetes, artillería y mortero para interceptar el ataque con cohetes sufrido el domingo por la noche. 

Los ataques se producen aproximadamente un año después de que Estados Unidos matara al general más poderoso de Irán, Qasem Soleimani, el 3 de enero. 

Un mes atrás, el 16 de noviembre, la misma embajada sufrió otro ataque de similares características en el que varios proyectiles fueron disparados contra el edificio aunque no lograron impactar directamente en él. De este modo se rompió la tregua pactada un mes antes por los grupos locales proiraníes.

De acuerdo a lo informado en aquel entonces por VOA News, dos funcionarios de seguridad iraquíes informaron que los cohetes impactaron a 600 metros (2.000 pies) de la embajada de Estados Unidos y fueron interceptados por el sistema de defensa aérea C-RAM, instalado este año por Washington.

Le recomendamos:

Ad will display in 09 seconds

Si bien no se detectaron daños materiales en la embajada por lo lejos que impactaron los proyectiles, sí se confirmó el fallecimiento de un niño y al menos cinco heridos.

El ataque de noviembre se produjo el mismo día en que la Administración Trump anunció que iba a retirar a 500 de sus soldados que se encuentran en Irak. La intención de la Casa Blanca es dejar solo 2.500 militares para asesorar a sus socios iraquíes en la erradicación de lo que queda de la agrupación terrorista ISIS.

La salida de las tropas estadounidenses de Irak es parte del cumplimiento de las promesas hechas por el presidente Donald Trump, quien indicó que retiraría a Estados Unidos de los conflictos exteriores iniciados por administraciones anteriores.

Además, con la retirada de tropas del país de Oriente Medio, que se suma a lo anunciado para Afganistán, el presidente Trump sigue limitando al máximo los encuentros bélicos en el exterior, colaborando con los deseos de llevar la paz a las zonas de conflicto.

Andrés Vacca – BLes.com