Redacción BLesAutoridades policiales de los Estados Unidos informaron el miércoles que lograron exponer una importante red de abuso sexual infantil en Australia con vínculos con Estados Unidos, Canadá, Asia, Europa y Nueva Zelanda. Ya hay varios detenidos asociados a la causa y se espera que continúen los allanamientos. 

Según reportó AP News, un informe de investigación generado en Estados Unidos y presentado a principio de año a las autoridades australianas, ha llevado al descubrimiento de una importante red de abuso sexual infantil, la cual estaría principalmente radicada en Australia pero con fuertes lazos en varios países como Estados Unidos, Nueva Zelanda, Canadá y otras naciones de Europa y Asia.

Según la información que reportaron desde Australia, 16 hombres fueron arrestados en New South Wates, Queensland y Australia Occidental en los últimos meses, los cuales enfrentan cargos por 828 casos de abuso sexual de niños, sumado a producción y distribución de material de abuso infantil. 

Justine Gough, comisionada asistente de la policía federal australiana, informó en conferencia de prensa a los medios locales, que el primer detenido era un hombre de 29 años llamado Justin Radford, y a través de su teléfono celular se logró llegar a varios miembros de la perversa red y detener a 15 personas más.

Gough también informó que se lograron rescatar, un total de 46 niños en Australia de entre 16 meses y 15 años.  

La comisionada se mostró comprometida y conmovida por el asunto, y aseguró: “Ningún niño debe ser objeto de abuso y violencia por parte de las personas en las que confía, ya sea un miembro de la familia, un trabajador de cuidado infantil o un entrenador de fútbol. Triste y desgarradoramente, este ha sido el caso de las víctimas”. 

Paralelamente se señaló que en Estados Unidos se han presentado un total de 18 “casos” relacionados con la causa, en los que tres hombres fueron detenidos con material de abuso infantil.

Le recomendamos:

“La operación Arkstone no ha terminado”, dijo Justine Gough en referencia a la investigación que aún se está llevando a cabo, y agregó: “No descartamos más arrestos en Australia o en el extranjero.”

En Estados Unidos crece la preocupación por el aumento de casos de pedofilia en las redes sociales y páginas de internet. A finales de septiembre, una joven encabezó un petitorio con el objetivo de juntar voluntades para reclamar a la justicia que cierre un sitio web que funciona cómo foro de pedófilos, donde cuentan experiencias y se intercambia material fotográfico.

La petición presentada por la joven llamada Belle DeMasi, solicita al FBI que investigue un sitio web de pedófilos donde miles de miembros hablan abiertamente sobre el abuso infantil. El petitorio rápidamente se viralizó por las redes sociales y logró llegar a más de 175 mil firmas. 

Tal como comenta el sitio web Neonnettle, varios youtubers intentaron dar a conocer el foro, y mostrar las perversidades que figuraban allí dentro, con la intención de que sea denunciado y finalmente se cierre el acceso. 

Según el análisis realizado por el sitio Newsweek, el foro parece tener sus orígenes en la comunidad “incel”, se trata de una subcultura masculina que apunta contra las mujeres a quienes acusan, según su interpretación, de negarles su derecho al sexo. Algunos extremistas de esta cultura llegan a promover la violencia o la violación. 

La página web ha sido bloqueada. No se conoce una confirmación oficial que indique que la justicia  haya intervenido para que se bloquee, pudiendo ser uno de los motivos de cierre que los perversos usuarios simplemente cambiaron de plataforma.

Andrés Vacca – BLes.com