Redacción BLes– La empresa china de telecomunicaciones Huawei podría quedar fuera de cualquier negocio de red informática en Reino Unido antes de lo pensado, a partir de un informe reciente del Comité de Defensa Nacional del Parlamento británico.

El documento, publicado este jueves, afirmó que hay pruebas claras de que la compañía presidida por Ren Zhengfei está en connivencia con el régimen comunista chino y por ende, representa una amenaza para la seguridad del país.

Es por eso que insta al Gobierno de Boris Johnson a retirar todos los equipos de la empresa de telecomunicaciones para 2025.

En julio, el primer ministro, Boris Johnson, había ordenado que Huawei saliera de las redes 5G de Gran Bretaña para 2027 en medio de temores de espionaje y sabotaje y tras las duras sanciones de Estados Unidos contra la empresa que afectan su suministro de chips actualizados.

Sin embargo, el comité de defensa dijo que la depuración debería realizarse dos años antes, incluso si tal acción implica una recompensa para los operadores actuales.

“El Gobierno debe tomar las medidas necesarias para minimizar la demora y el daño económico y considerar proporcionar una compensación a los operadores si se adelanta la fecha límite de 2027”, expuso el informe.

Los parlamentarios indicaron que el despliegue de 5G aumentará la dependencia de la conectividad móvil, dejando al país más vulnerable al “espionaje, sabotaje o fallas del sistema”, y es por eso que insta al gobierno a asociarse con aliados en un sistema para responsabilizar a los “perpetradores”.

En este sentido, aseguraron que las principales democracias del mundo deberían formar una alianza para contrarrestar la amenaza del Partido Comunista chino y otras dictaduras en el mundo.

“El Comité apoya la propuesta de formar una alianza D10, que consta de diez de las democracias más grandes del mundo, con el fin de proporcionar alternativas a la tecnología china y combatir el dominio tecnológico de los estados autoritarios”, indicó el informe.

“Occidente debe unirse urgentemente para habilitar un contrapeso al dominio tecnológico de China”, añadió por su parte el presidente del Comité, Tobias Ellwood.

Si bien Huawei ha negado la colusión con el régimen chino, varios países de Occidente, encabezados por Estados Unidos, argumentan que hay pruebas suficientes de que está vinculado directa o directamente al Ejército Popular de Liberación.

Es por eso que la compañía china ya ha sido bloqueada en mercados clave como Australia y Japón y enfrenta una serie de sanciones de Washington que tienen como objetivo aislarla de tecnologías clave como los chips.

En este marco, el 9 de octubre se dio a conocer que las empresas Orange y Proximus, prescindiendo de Huawei, eligieron a Nokia para que les aporte los equipos e infraestructura necesarios para construir redes de 5G en Bélgica.

La capital del país, Bruselas, alberga la sede de la OTAN y del Ejecutivo y el Parlamento de la Unión Europea, lo que la convierte en una ciudad de especial preocupación para las agencias de inteligencia de Occidente.

Miguel Díaz – BLes.com