Redacción BLes– En una entrevista de 2016 que está acaparando la atención nacional, el fundador del Foro Económico Mundial (FEM), Klaus Schwab, afirmó que en los próximos diez años se presentará un microchip implantable de “pase sanitario global” para rastrear y controlar a toda la humanidad.

“Estamos hablando de chips que se pueden implantar. ¿Cuándo será eso?”, preguntó a Schwab el entrevistador del canal suizo RTS.

“Ciertamente en los próximos 10 años”, respondió Schwab. “Y al principio los implantaremos en la ropa. Y luego podríamos imaginar que los implantaremos en nuestro cerebro, o en nuestra piel”.

Según Schwab, como parte de su plan globalista “Great Reset”, los seres humanos finalmente tendrían que llevar microchips para comprar y vender bienes, tal y como predice Apocalipsis 13:16.

Schwab no se detuvo ahí; incluso describió el sueño transhumanista de los globalistas de la “fusión” directa de la conciencia con el “mundo digital”.

Schwab anunció que la agenda transhumanista daría lugar a un “mundo digital” exclusivamente en el que no existirían seres humanos naturales con el ADN impreso por Dios.

Le recomendamos: BOMBA en el VATICANO – ¿BENEDICTO XVI sigue siendo el PAPA?

Ad will display in 09 seconds

“Y al final, tal vez, habrá una comunicación directa entre nuestros cerebros y el mundo digital”, dijo Schwab. “Lo que vemos es una especie de fusión del mundo físico, digital y biológico”.

Dijo que la gente pronto podrá decir: “Quiero conectarme con cualquiera ahora”, para enlazar directamente sus mentes con otras personas a través de la “nube”.

Algo extraordinario para toda la humanidad Schwab predijo que las inyecciones de ARN mensajero (ARNm) reprogramarían el ADN de las personas, eliminarían su “huella” de Dios y las transformarían en un organismo genéticamente modificado (OGM).

Y es probable que la vacunación masiva de humanos contra el coronavirus siente las bases para ello.

Esta modificación irreversible del genoma humano está preparando el terreno para que la Marca de la Bestia y su sistema se introduzcan en los cuerpos de las personas, pieza a pieza, todo ello bajo la apariencia de una pandemia mundial.

Las fases posteriores del sistema de la bestia verán la activación global de la tecnología 5G, el colapso del viejo orden mundial -incluyendo el sistema financiero actual- y una transición a una sociedad sin dinero en efectivo a través de criptomonedas operadas por blockchains.

Uno de los únicos obstáculos en este momento es la “indecisión sobre las vacunas”, que está aumentando a medida que surgen más casos de personas que se lesionan o mueren a causa de las inyecciones de vacunas.

En noviembre de 2016, el FEM publicó “8 previsiones para el mundo en 2030”, en las que predijo que el mundo se convertirá en un lugar completamente diferente al actual, la forma de vivir de las personas y el trabajo cambiarán significativamente.

A continuación, un resumen de esas predicciones.

  1. Las personas no poseerán nada. Los bienes serán gratuitos o habrá que pedirlos prestados al Estado.
  2. Estados Unidos ya no será la principal superpotencia, sino que un puñado de países dominará.
  3. Los órganos no se trasplantarán, sino que se imprimirán.
  4. El consumo de carne se reducirá al mínimo.
  5. Se producirán desplazamientos masivos de personas con miles de millones de refugiados.
  6. Para limitar la emisión de dióxido de carbono, se fijará un precio mundial excesivo.
  7. La gente podrá prepararse para ir a Marte e iniciar un viaje para encontrar vida extraterrestre.
  8. Los valores occidentales serán puestos a prueba hasta el punto de ruptura.

Kathy Vittetoe – BLes.com