Redacción BLes – Los refugiados cristianos procedentes de la guerra en Siria son ignorados y maltratados por los funcionarios de la ONU, mayoritariamente musulmanes, en Jordania, reveló una investigación de la organización cristiana CBN. 

La investigación publicada en Youtube desveló que los cristianos sirios, especialmente aquellos que se han convertido del islam al cristianismo, sufren persecución y marginación por parte de los funcionarios de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que les bloquean el acceso a los campos de refugiados así como a alimentos. 

Un sirio convertido al cristianismo desde el islam explicó a CBN por teléfono que los funcionarios musulmanes de los campamentos situados en Jordania no les dejaron ni siquiera entrar en la oficina para solicitar la ayuda. 

“Sabían que éramos musulmanes y nos convertimos en cristianos y nos trataron con persecución y burla”, explicó Hasán a la organización cristiana y añadió que ahora están escondidos por temor a perder la vida, renunciar al islam es un grave pecado para los musulmanes. 

“Todos los funcionarios de la ONU, la mayoría de ellos, el 99% son musulmanes y nos trataron como a enemigos”, explicó Timothy, otro cristiano sirio de acuerdo con el informe de CBN. 

De hecho, a pesar de que el 10% de la población de Siria es cristiana, solo un 1% de ellos han logrado llegar a Estados Unidos o Reino Unido, de acuerdo con CBN, ya que los cristianos son catalogados como ‘potencialmente peligrosos ‘ por los funcionarios musulmanes que les impiden la entrada a los campamentos de donde salen los refugiados que son acogidos en otros países. 

El exarzobispo de Canterbury, Lord George Carey, está demandando a la oficina de Interior del Gobierno británico alegando que los funcionarios “políticamente correctos” han sido “sesgados institucionalmente” contra los refugiados cristianos.

“Existe esta situación absurda en la que el plan se establece para ayudar a los refugiados sirios y a las personas más necesitadas, pero a los cristianos que han sido víctimas de un ‘genocidio’ ni siquiera les permiten entrar a los campamentos de la ONU para conseguir comida”, explicó Paul Diamond, abogado de Lord George Carey. 

“Si entras y dices que soy cristiano o que me convertí, los guardias musulmanes de la ONU te bloquearán [la entrada] y se reirán de ti, se burlarán de ti e incluso te amenazarán”, agregó. 

El arzobispo Carey aseguró en una carta publicada en octubre en The Telegraph que lo que está ocurriendo ante la indiferencia de los gobiernos occidentales es “la crucifixión progresiva de los cristianos de Oriente Medio”.

Carey destacó que “las víctimas musulmanas del conflicto en el Medio Oriente merecen la misma compasión que las víctimas minoritarias. Pero en este momento están recibiendo un mayor apoyo que las minorías que son blanco de extremistas musulmanes”.

El clérigo anglicano, que cree que esto sucede por el miedo que tienen los funcionarios británicos de ser acusados de ser ‘antimusulmanes’, hizo un llamado a los gobiernos de Estados Unidos y de Reino Unido a intervenir: 

“Sería sencillo abrir un campo de refugiados para las minorías religiosas, para los cristianos, los yazidis, sean lo que sean, y estarían a salvo. Pero nadie hace eso”.

De hecho, cristianos que han logrado llegar a países occidentales están comenzando a ser deportados a países musulmanes donde enfrentan serio peligro de persecución. 

El abogado sueco Daniel Donner, que representa a estos solicitantes de asilo cristianos, aseguró a la CBN que Suecia ha deportado ya a un tercio de los refugiados cristianos que había acogido hacia naciones musulmanas donde probablemente serán encarcelados o ejecutados. 

El año pasado, la Cámara de los Comunes de Reino Unido aprobó una resolución que establece que “los cristianos, los yazidíes [religión preislámica de Oriente Medio] y otras minorías étnicas y religiosas en Irak y Siria están sufriendo genocidio”, pero ninguna acción fue oficialmente adoptada por el gobierno de Theresa May, reportó The Independent.

El mensaje navideño del recién elegido primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, que recordó a los cristianos perseguidos en todo el mundo parece anunciar un mayor reconocimiento a esta situación y podría traducirse en acciones de protección de los creyentes cristianos en el mundo. 

En este mismo sentido se manifestó el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, nada más acceder a la Casa Blanca en 2017 y que volvió a recordar durante el histórico evento que organizó llamado Avanzando la Libertad Religiosa en Todo el Mundo durante la cumbre anual de las Naciones Unidas en julio de 2019:

“Cada uno de nosotros tiene derecho a seguir los dictados de nuestra conciencia y las exigencias de nuestra convicción religiosa”, aseguró el presidente Trump de acuerdo con la Casa Blanca.

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds