Redacción BLes– Francia no ratificará el tratado de extradición que mantenía con Hong Kong tras la sanción de la controvertida ley de seguridad nacional por parte del régimen comunista chino, anunció este lunes la diplomacia francesa.

“A la luz de los últimos acontecimientos, Francia no procederá en el estado actual a la ratificación del acuerdo de extradición firmado el 4 de mayo de 2017 entre Francia y la Región Administrativa Especial de Hong Kong”, señaló un comunicado (en francés) del Ministerio de Relaciones Exteriores del país europeo.

El texto, que es la transcripción de una respuesta de una rueda de prensa, destacada que la ley de seguridad nacional para Hong Kong fue “un cambio que compromete el marco heredado de la entrega de 1997 a China del gobierno británico, y también desafió el principio de ‘un país, dos sistemas’, el respeto por el “alto grado de Hong Kong autonomía” y “las libertades fundamentales relacionadas”.

La Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong fue aprobada el 30 de junio de este año por el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional del Partido Comunista Chino (PCCh)

La normativa fue impuesta por Beijing tras las manifestaciones masivas que ocurrieron en la ciudad-autónoma tras el avance del régimen chino sobre las libertades de la población.

En efecto, diferentes gobiernos y ONG de derechos humanos han advertido que la normativa busca silenciar las libertades civiles que gozaba la ciudadanía de la isla.

Nueva Zelanda, Canadá, Gran Bretaña, Australia y Alemania ya han suspendido los tratados de extradición con Hong Kong desde que se introdujo la polémica ley de seguridad.

Aplazamiento de elecciones y condena internacional

El 31 de julio, el régimen chino anunció que pospuso por un año las elecciones legislativas que debían celebrarse en Hong Kong el próximo 6 de septiembre usando de argumento el coronavirus. El hecho se suma a la descalificación de los candidatos prodemocracia, la detención de estudiantes y las salidas al exilio de figuras de la oposición.

En este marco, el gobierno de Estados Unidos condenó el aplazamiento al considerar que es “la última de una larga lista de promesas no mantenidas por parte de Beijing, que había prometido la autonomía y el respeto de las libertades a los habitantes de Hong Kong”.

“Estados Unidos condena la decisión del Gobierno de Hong Kong de posponer un año las próximas elecciones al Consejo Legislativo… No hay ninguna razón válida para un retraso tan largo”, afirmó el secretario de Estado Mike Pompeo.

En un comunicado emitido el sábado, Pompeo criticó el avance de Beijing sobre la región y aseguró que es probable que Hong Kong “no vuelva a votar nunca”.

Además, afirmó que la dictadura china no tiene “ninguna intención” de mantener los compromisos alcanzados con los hongkoneses y con Reino Unido.

En caso de que las elecciones se celebren recién en septiembre de 2021, el secretario de Estado aseguró que Hong Kong se convertirá en otra “ciudad comunista en China”.

Miguel Díaz – BLes.com