Redacción BLes – El lunes 15 de junio los legisladores del Partido Republicano que integran el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes dieron a conocer un informe que acusa al régimen chino y a la Organización Mundial de la Salud por haber fracasado ‘monumentalmente’ frente al manejo del virus PCCh (Partido Comunista Chino) o COVID-19.

Los legisladores del comité del senado liderado por el republicano por Texas, Michael McCaul, miembro de más alto rango, cuestionaron al Partido Comunista Chino por haber aplicado “esfuerzos intencionales para engañar a la comunidad global”, comprometiendo la difusión de información pertinente sobre el virus.

“Después de meses de investigación, se hizo evidente que el encubrimiento del coronavirus por parte del Partido Comunista Chino, especialmente en los primeros días del brote, jugó un papel importante en convertir lo que podría haber sido una epidemia local en una pandemia global”, dijo McCaul a Fox News.

“Desafortunadamente, la Organización Mundial de la Salud bajo el liderazgo del Director General Tedros solo exacerbó el problema al ignorar repetidamente las advertencias sobre la gravedad del virus, incluso de sus propios expertos en salud, al mismo tiempo que se propagaba la propaganda del PCCh sin confirmar independientemente sus reclamos”, añadió el congresista republicano.

McCaul también indicó que el manejo del virus había sido un fracaso de “proporciones monumentales” y que por ello era necesario abogar por la verdad y así evitar que sucediera algo similar en el futuro.

Según el informe, el encubrimiento del PCCh “impactó en gran medida la respuesta global al COVID-19”, e indica además que tan pronto como se dio a conocer la problemática, fue informada con base en las mentiras y la desinformación proporcionada por el Régimen chino.

“A pesar de los informes públicos, al contrario, la [República Popular de China] nunca notificó a la OMS sobre el brote en Wuhan”, señala el documento.

“Las autoridades de la República Popular China también participaron activamente en un encubrimiento diseñado para evitar la difusión de información relacionada con los pacientes que dieron positivo para el SARS y su conocimiento de que las enfermedades fueron causadas por un coronavirus similar al SARS-CoV, en violación del RSI”, indicó.

El comité cuestionó a la OMS anteriormente de haber ignorado sus propias pautas de advertencia una vez que se informó sobre el brote de SARS a comienzos de la década del 2000. Para entonces pidió al organismo internacional que investigara los informes ante una posible “emergencia de salud pública” relacionada con ese tipo de coronavirus emergente.

Como señala Fox News, el comité también acusó al Partido Comunista Chino de ignorar las reglas que requieren que los gobiernos reporten cualquier información de un nuevo virus similar al SARS a la OMS en un límite de tiempo de 24 horas.

Según el Reglamento Sanitario Internacional (RSI por sus siglas en inglés), actualizado en el 2005 tras el brote del SARS, la organización tiene “una responsabilidad central e histórica” para gestionar el control.

Como indican los artículos 6 y 7 del RSI, revisado por los miembros de la OMS, existe la obligación de proporcionar toda la información relevante de salud pública, incluidos los resultados de laboratorio, “dentro de las 24 horas posteriores de la evaluación… de todos los eventos de que puedan constituir una emergencia de salud internacional”.

La investigación expuesta en el informe afirma que el Partido Comunista Chino pudo haber reducido el número de contagios hasta en un 95%. “Si hubiera cumplido con sus obligaciones en virtud del derecho internacional e implementando una respuesta de salud pública en una fecha anterior”, indica el documento.

En respuesta a la investigación, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, expresó durante una conferencia de prensa pasada: “No perdimos el tiempo. No queríamos perder el tiempo”.

En el pasado mes de mayo más de 100 países entre los cuales estuvieron incluidos Rusia, Gran Bretaña, Australia y algunos miembros de la Unión Europea, mostraron su respaldo para llevar a cabo una evaluación imparcial, independiente e integral sobre la respuesta de la OMS al virus del PCCh, informó The Week.

Le puede interesar: