Redacción BLes – Un hombre en Tailandia ha fingido su propia muerte en Facebook para que sus familiares mandaran dinero a su esposa para los gastos del funeral, informaron medios locales. 

El 14 de julio la mujer de Tachawit Janngiw publicó varias fotografías en Facebook de su marido tumbado en el suelo con algodones en la nariz y comentarios anunciando el fallecimiento de su esposo. 

La última foto antes de desactivar su Facebook”, escribió la mujer en la red social, junto a una instantánea del supuesto cadáver de su esposo. “Te amo“, agregó, aclarando que Janngiw había fallecido de cáncer y asma, según cuenta el medio BEC-Tero, que se hizo eco de la noticia el 25 de julio. 

La publicación de Facebook con las fotos del difunto

La supuesta viuda se puso en contacto con la madre del “fallecido” para pedirle ayuda económica para los gastos de traslado del cuerpo a su ciudad natal y para el funeral. La madre y otros familiares enviaron hasta US$ 1.800 y quedaron esperando recibir el cuerpo de su ser querido que nunca llegó. 

Un primo de Tachawit, ante la preocupación de la familia llamó al móvil del difunto y para su sorpresa este contestó. 

La noticia ha molestado profundamente a sus amigos y familiares quienes han exigido indignados que les devuelvan el dinero. 

Temas: Categorías: Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.