Un fuerte sismo de magnitud 6,8 sacudió este domingo (15.12.2019) la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, causando la muerte de una niña de seis años en Davao del Sur, luego de que su casa cediera sin darle tiempo a salir del lugar. Asimismo, las autoridades reportaron el derrumbe de un edificio de tres pisos, donde un número indeterminado de personas quedaron atrapadas. Al menos cuatro personas murieron.

El primer fallecimiento confirmado fue el de una niña de seis años en la ciudad de Matanao, provincia de Davao del Sur, que no pudo escapar de su casa antes de que ésta se derrumbara, informó el alcalde de esa localidad, Vincent Fernández a los medios locales.

Otras tres personas fallecieron en la municipalidad de Padada, también en Davao del Sur, al venirse abajo un mercado de tres plantas en cuyo interior quedaron atrapadas decenas de personas, según el recuento de la Oficina de Protección contra Incendios que participa en las labores de rescate.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que registra la actividad sísmica en todo el mundo, informó que el hipocentro del terremoto, que se produjo a las 14:11 hora local (6:11 de la mañana GMT), se situó a 28 kilómetros de profundidad y su epicentro se ubicó a unos cinco kilómetros al sudoeste de la población de Sinawilan. También descartó el riesgo de que se produzca un tsunami.

El sismo, que según el Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología fue de magnitud 6,9, fue seguido aproximadamente veinte minutos después por otro de magnitud 5 y cuyo hipocentro se halló a diez kilómetros de profundidad y, a las 15:09 hora local (07:09 GMT) de otro de magnitud 5,7 con el hipocentro a la misma profundidad, según el USGS.

Primeros reportes de daños

La radio DZMM informó que el servicio eléctrico se había cortado en la ciudad de General Santos, donde los pacientes del hospital local fueron evacuados. La prensa se refirió también a escenas de pánico vividas en centros comerciales, donde numerosas personas se encontraban realizando sus compras navideñas. Una parte del mercado público de Davao colapsó, según estos informes.

Filipinas se encuentra en el Anillo de Fuego del Pacífico, donde suele haber terremotos, y en las últimas semanas la región sur del país ha sufrido una serie de sismos. El último de ellos tuvo lugar a fines de octubre, cuando 21 personas murieron y 432 resultaron heridas en Mindanao como consecuencia de dos terremotos, de magnitud 6,6 y 6,5.

Fuente: DW

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds