La instancia judicial informó que el exjefe de inteligencia del chavismo repitió los mismos argumentos expuestos el año pasado, momento en que el recurso también fue rechazado. Queda pendiente resolver la situación en cuanto al pedido de asilo para proceder a la extradición

El exjefe de inteligencia de Hugo Chávez sigue siendo noticia. Hugo el ‘Pollo’ Carvajal declaró este lunes ante la Audiencia Nacional de España, tal como se había estipulado. En paralelo, el Tribunal Supremo anunciaba su decisión sobre las «medidas cautelarísimas» presentadas por la defensa días antes. El fallo no fue favorable para el exfuncionario chavista.

Los abogados de Carvajal buscaban que la máxima instancia judicial suspendiera el acuerdo del Consejo de Ministros del 3 de marzo de 2020, en el cual se avaló su entrega a las autoridades estadounidenses. Pero la Sección Quinta de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo de España rechazó tal suspensión. Según la decisión del tribunal, replicada por ABC, el exgeneral repitió los mismos argumentos y no sumó nada nuevo a lo que ya había expuesto el año pasado en una petición de suspensión cautelar que fue rechazada por la Sala en mayo de 2020.

De modo que la defensa de Carvajal no tuvo éxito con este recurso ya repetido. Aún así, no quiere decir que la extradición deba ser ejecutada, porque la Audiencia Nacional frenó el proceso para evaluar el pedido de asilo. El Ministerio del Interior asegura que la petición fue negada en 2019, pero no había podido notificársela porque se desconocía el paradero del exgeneral. Se le informó una vez que fue capturado y llevado a la prisión de Estremera en Madrid. Este punto en particular, aún está en suspenso.

EEUU sigue esperando la extradición

La opinión pública posó sus ojos sobre Carvajal cuando fue capturado el 9 de septiembre en Madrid. Desde entonces se robó la atención de los medios porque de su testimonio saldrán muchas verdades sobre posibles negocios turbios de la dictadura venezolana. Comenzando con las intenciones que tuvo Chávez de «inundar» a EE. UU. con cocaína. Aunque su testimonio ofrecido al juez Manuel García Castellón se mantendrá en total hermetismo, Carvajal prometió “aportar pruebas y documentación”. Además, la extradición sigue siendo una posibilidad real.

El Tribunal Supremo de España acordó en su decisión paralela «tramitar el incidente cautelar por el procedimiento ordinario». Es decir, da cuenta de la petición al Gobierno español como autor de la resolución impugnada, indicó EFE.

Mientras tanto, una cárcel estadounidense lo sigue esperando para que rinda cuentas por delitos de narcotráfico, blanqueo de capitales y colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Carvajal se defendió cuando compareció por primera vez en España en 2019. A su juicio, se trataba de acusaciones falsas y de «persecución política». Dos años más tarde, parece más dispuesto a colaborar con todo lo que sabe sobre el régimen chavista.

El caso está pasando por varias fases, entre decisiones y recursos que deben ser resueltos en España para que finalmente Carvajal pueda ser extraditado a EE. UU. Pero el gobierno español del socialista Pedro Sánchez está interesado en que esto no suceda por las complicidades que habrían surgido dentro del negocio de narcotráfico. El partido Podemos, el exvicepresidente Pablo Iglesias, y el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, son algunos nombres que podría mencionar en sus confesiones.

Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.