Redacción BLes – Los principales directivos del Fondo Monetario Internacional (FMI) están colaborando con un bufete de abogados en su investigación sobre la actual Directora Gerente Kristalina Georgieva.

El bufete de abogados WilmerHale dijo el mes pasado que había encontrado amplias pruebas de que Kristalina Georgieva, entonces directora general del Banco Mundial, y otros funcionarios habían forzado al personal a manipular datos en los informes “Doing Business” de 2018 y 2020 que aumentaron la calificación de China, informó Reuters.

Hasta el lunes 4 de octubre, los abogados de WilmerHale habían informado a la junta ejecutiva del FMI para discutir los asuntos de la investigación, según Associated Press. El FMI dijo en un comunicado que los directores “siguen comprometidos con una revisión exhaustiva, objetiva y oportuna” de la indagación.

De acuerdo con la actualización de Reuters, el directorio del FMI entrevistará a Georgieva tan pronto el miércoles sobre lo que WilmerHale ha descubierto.

El medio señaló que muchos accionistas del FMI estaban ansiosos por terminar las discusiones sobre el tema antes de las reuniones de alto nivel de la próxima semana.

Georgieva, que recibió presiones para que dejara su cargo tras las conclusiones de la investigación, insistió en su inocencia.

“Permítanme ser clara. Las conclusiones son erróneas. No presioné a nadie para que alterara ningún informe”, dijo, según AP.

Inicialmente, el Banco Mundial contrató a WilmerHale este mes de enero para que investigara las irregularidades en los datos que aparecían en el informe “Doing Business” 2020.

El 16 de septiembre, el bufete concluyó que fue Georgieva, además del expresidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, quien intervino en la modificación de los datos.

Según WilmerHale, las modificaciones del informe “Doing Business” de 2018 se produjeron cuando la empresa solicitó la aprobación de China para una importante ampliación de capital. Después de Estados Unidos y Japón, China es el tercer mayor accionista del banco.

Las conclusiones de WilmerHale sirvieron para poner de manifiesto la preocupación de que China ejerza demasiado poder sobre las instituciones financieras mundiales.

Tras la investigación, el Banco Mundial puso fin a su informe anual “Doing Business” por “cuestiones éticas”.

“Tras revisar toda la información disponible hasta la fecha sobre Doing Business, incluidas las conclusiones de anteriores revisiones, auditorías y el informe que el Banco publicó hoy en nombre del Directorio Ejecutivo, la dirección del Grupo del Banco Mundial tomó la decisión de suspender el informe Doing Business”, dijo la organización en un comunicado.

“Doing Business” es una evaluación anual de las condiciones empresariales mundiales realizada por el Banco Mundial. Califica a los países en función de lo fácil o difícil que es registrar un negocio, ejecutar legalmente un contrato, gestionar una quiebra, asegurar una conexión eléctrica u obtener permisos de construcción.

AP explicó que una clasificación alta en el informe ayudaría a los países a atraer más empresas e inversores internacionales para que inviertan en ellos, instalen plantas de fabricación o vendan productos.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.