Redacción BLes – Mientras muchos presidentes globalistas se reunían en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021, el primer ministro húngaro Viktor Orbán no solo había decidido no participar en la cumbre, sino que en ese momento apuntaba sus dardos contra la propia Unión Europea.

El líder de Hungría había calificado las propuestas ecologistas simplemente como una “fantasía utópica”.

Afirmó que lo único que harían esas políticas es aumentar los precios de la energía en Europa y, por ende, anunció que Hungría “resistiría” la aplicación de las denominadas normativas verdes.

Mira el informe completo a continuación

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.