Redacción BLesEl gobierno de España lanzó una campaña para combatir el racismo, pero paradójicamente la acción resultó ser absolutamente racista y recibió críticas de todos los sectores existentes. La desafortunada campaña emitió sellos postales con diferentes valores según su tonalidad más oscura o más clara, buscando así concientizar sobre la supuesta discriminación a la raza negra. Las críticas fueron tantas, que tres días después del lanzamiento debió ser cancelada.

El servicio postal estatal de España ha sido acusado de utilizar un enfoque contraproducente de la igualdad luego de emitir una serie de sellos supuestamente antirracistas en tonos piel, en los que el sello con el color más claro vale más del doble que el más oscuro, reportó The Guardian.

Correos España publicó este martes los llamados cuatro “sellos de igualdad”: uno pálido de 1,60 €, uno de 1,50 € un poco más oscuro, uno marrón de 0,80 € y uno negro de 0,70 €. 

El servicio postal informó que la iniciativa se desarrolló en colaboración con la federación nacional SOS Racismo, con el objetivo de conmemorar el primer aniversario del fallecimiento de Geroge Floyd, buscando “resaltar las desigualdades”, aunque los resultados fueron confusos e incluso opuestos.

Para aclarar la situación, el Servicio de Correos publicó en un tuit: 

“En Correos creemos que el valor de una persona no debe tener ningún color, por eso lanzamos Equality Stamps, una colección de sellos en la que cuanto más oscuro es el color del sello, menor es su valor. Eso es un reflejo de una realidad dolorosa e injusta que no debería existir”.

Muchos están llamando a la campaña anti-racista muy racista.

Tal es el caso de Antumi Toasijé, reconocido historiador y activista en España, dijo en su cuenta personal de Twitter que la campaña debería terminar por completo.

Le recomendamos: 4 etapas de la INFILTRACIÓN COMUNISTA en OCCIDENTE, explicado por un ex agente de la KGB

Ad will display in 09 seconds

“Una campaña que indigna a quienes dice defender es siempre un error”, tuiteó Toasijé.

Moha Gerehou, un autor español y ex presidente de SOS Racismo Madrid, dijo a Associated Press que los sellos eran “una contradicción insuperable”, y agregó: “Al final del día, una campaña contra el racismo ha emitido un mensaje claramente racista”. 

Realmente no quedan dudas de que el mensaje transmitido por el Servicio Postal es, al menos, contradictorio. Gerehou comparte esta postura y asegura: “una campaña que para mostrar el igual valor de nuestras vidas pone en circulación sellos con un valor desigual según el color. El mensaje es un absoluto desastre. Es racista. No hay mucho más que añadir”.

La respuesta en línea fue abrumadoramente negativa. Miles de usuarios de Twitter criticaron la campaña desde su lanzamiento, calificandola de inútil o “accidentalmente racista”. Muchos usuarios se sorprendieron de que un servicio administrado por el gobierno aprobara un producto de este tipo

Fueron tantas las críticas a la campaña que sólo tres días después de su lanzamiento, Servicio Postal de España decidió finalizarla, según reportó CNN.

Las ventas de los sellos terminaron el viernes por la mañana, dijo a CNN un portavoz de Correos. También informó que el servicio postal “no hará comentarios” sobre las críticas que recibió la campaña.

Cuando se le preguntó sobre si la cancelación de la campaña responde a la enorme cantidad de críticas, el portavoz se defendió diciendo que no era así y que “Correos es una empresa antirracista”.

Esto es una muestra más de movimientos antirracistas, generalmente impulsados por la izquierda globalista, con débiles argumentos para justificar sus acusaciones y promover sus políticas que al fin de cuentas terminan generando un efecto de mayor fragmentación y aumentando el resentimiento y el odio social.

Andrés Vacca – BLes.com