Redacción BLes – La Policía Foral de Navarra adscritos a la Brigada de Protección Medioambiental investiga la denuncia de una vecina de la localidad de Uharte Arakil en Pamplona, en la que reporta el delito de maltrato animal después de que su mascota ingiriera carne con clavos, informó el pasado viernes el diario local Navarra.es.

Los hechos se habrían presentado en un camino del municipio Uharte Arakil en la provincia española de Navarra, cuando la ciudadana paseaba con su mascota y se percató que el perro estaba comiendo un trozo de carne que tenía algún tipo de pieza metálica en su interior. Aunque alejó al animal de la comida, el perro ya había consumido una parte.

De inmediato lo trasladó a la clínica veterinaria donde se le realizaron algunas radiografías y se pudo comprobar que tenía clavos alojados en su estómago, por lo que tuvo que ser sometido a cirugía para extraerlos.

La patrulla de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Altsasu se trasladó hasta el lugar y comprobó que en el lugar había varios trozos de salchicha con clavos insertados en su interior.

La policía publicó la imagen de la radiografía en su cuenta de Twitter y alerta a los dueños de mascotas a extremar las precauciones.

Categorías: Mundo