España es la segunda nación con más casos reportados de coronavirus en el mundo. En lugar de priorizar el abastecimiento local, el gobierno socialista ha optado por aprovisionar a sus aliados ideológicos. Envió a Cuba Equipos de Protección Individual (EPIs) que ya no se encuentran disponibles en las farmacias de Madrid.

En teoría, Cuba es una potencia médica. En la práctica, queda al descubierto que no tiene ni suministros básicos de higiene y es dependiente de la ayuda internacional, lo que a su vez desmonta el mito del bloqueo.

Desde que se instauró la revolución comunista, Cuba ha sido fiel a su ideario. No produce la riqueza sino que la redistribuye. Primero, mediante la expropiación masiva; luego, a través de las dádivas de sus aliados. En sus primeros años fue mantenida por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Con la caída del telón de acero, el Foro de Sao Paulo reorganizó a la izquierda regional y tanto Brasil (mediante préstamos internacionales y obras con Odebrecht) como Venezuela abastecieron a la isla de recursos. Con Bolsonaro en el poder y Venezuela en bancarrota, Cuba busca un nuevo mantenedor: España tomó la batuta.

Es tal el respaldo de Pedro Sánchez a la tiranía comunista de La Habana que fue el primer presidente de España que pisó suelo cubano desde la caída del muro de Berlín y lo hizo nada menos que para garantizar el flujo de euros a la isla mediante la condonación de una deuda de 300 millones de euros.

Ahora, pese a la emergencia sanitaria que vive España, el Gobierno de coalición socialista reconoce que ha exportado EPIs a Cuba para proteger a sus aliados durante la pandemia.

Parlamentarios de Vox cuestionaron el envío del Gobierno

Los diputados de Vox, Alberto Asarta, Emilio Jesús del Valle, Carlos Hugo Roca, Antonio Salvá y Víctor González, a su vez vicepresidente del partido, preguntaron al Gobierno por las exportaciones de material de protección frente al coronavirus.

El Gobierno contestó por escrito: «Como autoridad competente según el artículo 4 del Real Decreto 463/2020 del 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID 19, se ha autorizado la exportación de un total de 41 738 unidades de productos de uso inespecífico con destino a Cuba. Del total de unidades autorizadas a Cuba, más del 80 % son guantes”.

Según documentó OKDiario de España, el gobierno socialista no solo envía a sus aliados lo que no existe hace meses en Madrid, sino que además controla su acceso de y hacia el país. “No tenemos guantes desde hace mucho tiempo, casi desde el comienzo de la cuarentena, y no hay ninguna previsión. Nos acaban de llamar para anularnos un pedido porque los han retenido, los tienen confiscados. Sólo tenemos guantes de fregar”, relataron empleados de un farmacia del barrio madrileño de Chamberí.

Sin el dinero del petróleo venezolano, España pasa a ser el nuevo benefactor de Cuba

Es la continuación de una dádiva constante. A raíz de las sanciones impuestas por la administración de Donald Trump, como consecuencia del apoyo de Cuba al tirano Nicolás Maduro, la isla atraviesa una crisis potenciada.

Para remediarlo, llegaron al rescate los reyes de España, como parte de la agenda del PSOE y Unidas Podemos, a firmar una cooperación entre España y Cuba, el Marco de Asociación País, para ejecutar proyectos en diferentes áreas por 57 millones de euros hasta el 2022. No se les permitió reunirse con miembros de la oposición.

Vox denuncia a Sánchez de instrumentalizar a los reyes

En respuesta, el partido Vox, que es hoy la tercera fuerza política de España, acusa a Pedro Sánchez de instrumentalizar a los reyes. Por esta razón sus líderes intentaron que el viaje a Cuba fuera suspendido de forma legal, para impedir que los reyes sean cómplices de la agenda socialista.

¿Cómo puede ser Cuba una potencia médica si no hay agua ni jabón?

Lo cierto es que las acciones del gobierno de coalición PSOE-Podemos han dejado en claro dos cosas. Por un lado, el sentido de prioridad de un gobierno que gasta millones en sus aliados en tiempos de escasez y, por otro, la incapacidad del régimen comunista cubano de abastecerse a sí mismo.

Ni siquiera hay agua y jabón, los dos elementos básicos para la higiene y prevención del coronavirus. El 21,3 % de La Habana no tiene acceso continuo a agua, 468 721 personas de un total de 2,2 millones de habitantes. Todo el occidente cubano está sin agua. Cifras del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) afirman que otras 23 000 personas en la zona central del país no tienen agua ni 21 000 en el oriente, para un total de 513 000 en el país.

En tiempos de recursos limitados, España lucha contra una pandemia mientras sus impuestos financian un régimen liberticida. Lo que vive Cuba hoy no es un caso aislado, sino la consecuencia directa del socialismo al mando. En la Madre Patria recién empezó. Es deber de los ciudadanos españoles ponerle freno, mientras puedan.

A fin de cuentas se financia con sus impuestos.

Fuente: Panam Post.