Redacción BLes– Durante las primeras fases del bloqueo de COVID, Escocia suspendió el tratamiento de fecundación in vitro para todas las mujeres.

Como consecuencia de la “incertidumbre permanente” en torno a la variante de COVID-19, Ómicron, se han suspendido los tratamientos de fertilidad para las mujeres que no se han vacunado completamente.

Las mujeres no vacunadas no se consideran totalmente protegidas hasta que reciban una dosis de refuerzo; el Servicio Nacional de Salud cubrirá el coste de la fecundación in vitro para aquellas que estén esperando su tercera dosis.

Después de casi cinco años intentando tener un bebé, Jemma McDonald, de 25 años, estaba lista para comenzar el tratamiento de fecundación in vitro, pero se enteró de que estaba inhabilitada antes de Navidad por no estar completamente vacunada.

Jemma declaró a la BBC de Escocia: “No estoy en contra de las vacunas, simplemente estoy en el limbo, no estaba segura de por qué o incluso de cuándo ponerlas. No había tenido la oportunidad de hablar con ningún médico o enfermera sobre esto con el tratamiento de fertilidad”.

Durante su embarazo, Jemma dice que tuvo muchas preguntas sobre las vacunas, “al principio decían que si estabas planeando estar embarazada cuando las vacunas salieron por primera vez se aconsejaba no ponérselas. Parece que todo ha cambiado tan rápidamente”.

Jackie Baillie, portavoz del Partido Laborista escocés, criticó la decisión del gobierno escocés. Baillie dijo que “su oportunidad de formar una familia, y que se la quiten de la noche a la mañana, parece totalmente injusto e inhumano”, en nombre de muchas de las mujeres con las que Jackie habló.

En palabras de Jackie, “no se había hecho ningún intento” de captar las circunstancias específicas de cada mujer, según declaró a la BBC.

Cuando Jackie habló con algunas mujeres, es probable que hayan pasado por alto la inyección de refuerzo porque ya tenían Covid en ese momento.

Jemma no es la única que se siente insegura. Otras se quedaron perplejas ante las recomendaciones de vacunación para las futuras madres.

Un portavoz del gobierno escocés calmó a la multitud en respuesta a la cuestión: “Seguimos revisando las pruebas y trataremos de revisar esta decisión a principios de año”.

Bruce Pie  – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.