El número de muertos por la erupción volcánica de este mes en Nueva Zelanda ha aumentado a 19 después de que la policía dijera que otra persona murió en un hospital de Auckland, Nueva Zelanda el domingo por la noche.

Había 47 personas visitando el destino turístico de Whakaari, también conocido como Isla Blanca, cuando el volcán entró en erupción el 9 de diciembre, matando a 13 personas inicialmente y dejando a más de dos docenas de personas hospitalizadas con graves quemaduras.

La última víctima es la sexta persona que muere en los hospitales de Nueva Zelanda y Australia en las dos semanas posteriores a la erupción.

Dos de los cuerpos de las víctimas no han sido recuperados después de que las autoridades creen que fueron arrastrados al mar en una tormenta poco después de la erupción.

Los pilotos de helicópteros y los operadores de embarcaciones ayudaron a los heridos frente a la isla inmediatamente después de la erupción, pero los servicios de emergencia no regresaron a la isla para recuperar los cuerpos hasta cuatro días después porque consideraron que el lugar seguía siendo demasiado peligroso.

En una breve declaración, la policía dijo que se les había informado de la última muerte en el Hospital Middlemore el domingo por la noche. El nombre de la víctima aún no ha sido revelado.

Muchos de los muertos y heridos eran turistas australianos que viajaban a bordo del crucero Ovation of the Seas de Royal Caribbean. Entre los hospitalizados se encontraban los recién casados Lauren Urey, de 32 años, y Matthew Urey, de 36 años, de Richmond, Virginia.

White Island es la punta de un volcán submarino a unas 30 millas de la Isla Norte de Nueva Zelanda y era un popular destino turístico antes de la erupción. No está claro si la isla de propiedad privada volverá a abrirse para visitas turísticas.

Muchas personas se han preguntado por qué se sigue permitiendo la entrada de turistas a la isla después de que la agencia de monitoreo sísmico GeoNet de Nueva Zelanda elevara el nivel de alerta del volcán el 18 de noviembre de uno a dos en una escala en la que cinco representa una gran erupción.

Las autoridades neozelandesas están investigando las circunstancias que rodearon el desastre.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds