Redacción BLes – Casi un mes después de su carta en la que contaba a un amigo su desagradable experiencia con la vacuna COVID-19 de AstraZeneca (AZ), el guitarrista británico Eric Clapton apareció en una entrevista en un vídeo publicado el 13 de junio para profundizar en su opinión sobre la pandemia.

En una entrevista con Oracle Films, cuyo ideario es respaldar la libertad de expresión y el debate abierto, Eric Clapton, de 76 años, replanteó su incredulidad ante la propaganda común sobre el virus CCP (o coronavirus).

Manteniendo sus “datos alternativos” sobre la pandemia desde el principio, Clapton estaba bastante aislado de la gente que le rodeaba, que decidió confiar en el gobierno y en “su propaganda”.

“Cuanto más me metía en eso, más me daba cuenta de que me estaba distanciando no solo del gobierno, sino también del resto del público”, dijo Clapton.

Pero no era la oveja solitaria de la comunidad británica. Pronto encontró un grupo de Internet en Telegram que apoyaba la “protección focalizada”, que cree que hay formas mucho mejores de sobrevivir a la pandemia sin restricciones públicas estrictas. Aun así, incluso su gente más cercana decidió distanciarse de él.

“Intentaba ponerme en contacto con compañeros músicos y a veces ya no tenía noticias de ellos”, recuerda Clapton. “Mi teléfono no suena muy a menudo. Ya no recibo tantos mensajes ni correos electrónicos. Se nota bastante”.

Durante el verano del año pasado, Clapson consideró la posibilidad de trasladar a su familia a otro lugar, ya que creía que los pensamientos “retóricos” sobre el virus PCCh en los que vivía su familia eran demasiado tendenciosos.

Estados Unidos podría haber sido una buena opción, pero entonces Clapton se dio cuenta de que los prejuicios allí podían ser “incluso peores”.

“En el momento en que empecé a decir algo sobre los bloqueos aquí, sobre mis preocupaciones, me etiquetaron como partidario de Trump en Estados Unidos y recibí comentarios bastante fuertes”.

El ex presidente Trump era conocido por sus numerosos comentarios sobre el virus PCCh, que los medios de comunicación dominantes se encargaron de criticar en su momento, incluyendo la teoría de la fuga del laboratorio y las terapias sin jabón para la enfermedad. Sin embargo, en los últimos tiempos, parecía que muchas de sus afirmaciones estaban fundamentadas.

En cuanto a las vacunas, Clapton dijo que, aunque le intimidaban las agujas y las muestras de sangre, no se opuso a la idea hasta que comenzó el despliegue.

También le recomendamos: El Proyecto “Blue Beam” y la llegada del “Nuevo Mesías” (Video)

Ad will display in 09 seconds

“Cuando hablaron del despliegue, volví a oler una rata”, dijo. “Así es como se enfocó esto y hubo una carrera y luego se convirtió en algo político y nacional y pensé que aquí vamos de nuevo”.

Aunque no estaba convencido de ninguna buena acción detrás de las vacunas, Clapton decidió vacunarse para proteger a sus hijos, lo que le recompensó con una parálisis de dos semanas tras la primera dosis y tres semanas más sin poder usar las manos tras la segunda dosis de la vacuna AZ.

Sin embargo, Clapton no culpó por completo a la vacuna de causarle la espantosa experiencia, sino que dijo que podría deberse a la neuropatía periférica que padecía y que le impedía ponerse cualquier inyección.

“Pero la propaganda decía que la vacuna era segura para todos”.

Laura Enrione – BLes.com