Redacción BLes – Casi 19 000 niños han sido víctimas de explotación infantil en Inglaterra desde el año pasado, de acuerdo a las cifras oficiales reveladas por The Independent.

Por otra parte, los activistas denunciaron que la cantidad era mucho mayor y que, en realidad, el gobierno estaba evitando abordar el problema.

Las víctimas de explotación sexual infantil se dispararon en tan solo cinco años, pasando de 3 300 en 2014, a más de 18 700 en 2018/19, según las estimaciones de las autoridades locales citadas por el diario británico.

“Demasiadas veces, el gobierno ha dicho que ‘aprenderá lecciones’, sin embargo, 19 000 niños todavía están en riesgo de explotación sexual”, dijo a The Independent la diputada laborista por Rotherham, Sarah Champion.

“El gobierno ha fallado singularmente en abordar este problema de frente. Su enfoque ha sido poco sistemático y poco financiado”, añadió.

En este sentido, un portavoz del Ministerio del Interior dijo a The independent que se “está investigando las respuestas institucionales a la explotación sexual infantil por redes delictivas organizadas, con audiencias públicas programadas para la primavera de 2020”.

También cabe destacar que pese a que el ministro del Interior, Salid Javid, prometió en 2018 una investigación sobre la actividad de las organizaciones pedófilas –que incluían una alta proporción de paquistaníes–, la reina no mencionó nada al respecto en el discurso que definió la agenda legislativa del nuevo presidente Boris Johnson.

Violaciones, agresiones sexuales y ‘grooming’

El término ‘grooming’ designa la serie de acciones y conductas que llevan a cabo las redes de pederastas en Internet, para ganarse la confianza del niño y agredirlo sexualmente. Luego pueden traficar con el menor, forzarlo para que produzca material pornográfico o someterlo sexualmente a otros pervertidos.

Sammy Woodhouse, una de las víctimas del violador Arshid Hussain que ayudó a exponer las bandas de pedófilos que operaban en la ciudad de Rotherham, dijo que continúa recibiendo informes sobre los abusos sexuales infantiles que se cometen actualmente en el país.

“No han aprendido nada”, enfatizó Woodhouse refiriéndose a las autoridades. “He dicho durante años que este país está en epidemia cuando se trata de abuso y explotación sexual. Las autoridades afirman que está bajo control pero no lo está”, sentenció.

“Creo que lo más aterrador son todas las personas a las que les está pasando y que lo desconocen”, agregó. “La mayoría no lo informará y pasarán desapercibidos”, explicó a The Independent. “Todavía escucho mucho acerca de que las autoridades no están haciendo las cosas como deberían”, concluyó. 

Un análisis independiente de la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad Infantil reveló que los delitos sexuales contra niños alcanzaron un máximo histórico en 2018/19, lo que supone un aumento de más del 60 por ciento desde 2014/15.

La entidad cifró, por su parte, en 76 204 el número de presuntos delitos sexuales contra niños en el Reino Unido, lo que arroja un promedio de un crimen cada siete minutos.

Te puede interesar: La agenda pedófila mundial

videoinfo__video2.bles.com||04123bb4f__

Ad will display in 09 seconds