Durante la crisis del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), la compañía de cruceros Carnival, con sede en Miami, pondrá a disposición “de los gobiernos” los barcos de cuatro de sus marcas, para que sean utilizados como hospitales, según publicó cibercuba.

La idea es que los cruceros de Carnival alberguen a pacientes no diagnosticados con la enfermedad, una medida que aliviaría la falta de camas en centros hospitalarios debido a la pandemia.

La oferta de la multinacional fue dada a conocer por el presidente Donald Trump a principios de la semana en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. El mandatario dijo que había hablado con Micky Arison, presidente de Carnival Cruise Lines y dueño del equipo Miami Heat de la Liga Profesional de Baloncesto (NBA).

En ese sentido, la empresa, que posee nueve líneas de crucero y 105 barcos, dijo que algunos buques de Carnival Cruise Line, Holland America, Princess Cruises y P&O Cruises Australia, estarían disponibles para esa función.

Las embarcaciones, según un comunicado de prensa, pueden brindar hasta 1.000 habitaciones y pueden surtirse rápidamente con equipo médico, incluidas unidades de cuidados intensivos.

Según la empresa: “estas habitaciones temporales de hospital de cruceros se pueden convertir rápidamente para instalar y conectar dispositivos remotos de monitoreo de pacientes a través de la red de alta velocidad del barco, proporcionando capacidades de monitoreo cardíaco, respiratorio, saturación de oxígeno y video”.

La empresa añade que “las habitaciones también tienen baño, balcones privados con acceso al sol y aire fresco, así como capacidades de aislamiento, según sea necesario”.

Un dato a considerar es que los cruceros tienen capacidad para instalar hasta siete unidades de cuidados intensivos porque están dotados de sus propios centros médicos que poseen aparatos de monitoreo cardíaco, ventiladores y otros equipos para emergencias. Podrían operar de manera similar a un hospital “normal”, con áreas separadas para varias funciones en diferentes pisos.

El propósito de la compañía es ayudar a disminuir la “presión sobre los hospitales terrestres y liberar la capacidad para atender casos de COVID-19”.

En el marco de la oferta, “se pedirá a las partes interesadas que cubran solo los costos esenciales de las operaciones del barco mientras estén en el puerto”.

Es de hacer notar que todos los barcos que Carnival destine a estas funciones estarían situados en puertos cercanos a la comunidad necesitada y serían operados por la tripulación del barco con todas las operaciones marítimas, así como los servicios de comidas, bebidas y limpieza.

Los servicios médicos serían proporcionados por la entidad gubernamental u hospital responsable de combatir el virus del PCCh en dicha comunidad.

Fuente: Miami Diario.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds