Redacción BLes – Zhang Ming, el embajador de Beijing en la UE (Unión Europea) advirtió al bloque sobre la aplicación de políticas para frenar el acceso de las empresas chinas a Europa, diciendo que esto dañaría sus propios intereses y disuadiría la inversión.

Al estilo de ‘matón del régimen comunista chino’, el embajador Ming expresó que los países de la UE debían promover la cooperación internacional y los mercados libres, por lo que, por supuesto, se refería a mercados libres que se adapten a China. “De lo contrario, será desastroso para ellos”, advirtió en una entrevista con el Financial Times.

Asimismo dijo que los planes para reprimir la propiedad corporativa extranjera, las oportunidades comerciales y la tecnología de comunicaciones móviles 5G amenazaban con provocar una reacción violenta de los empresarios chinos “sospechosos”.

Expresó también que la actitud endurecida por parte de la UE había hecho que “muchos empresarios chinos que trabajan en Europa sospechen” y “también tuvo algún tipo de impacto en la inversión china en la UE”.

Los comentarios del embajador chino denotan las crecientes tensiones entre China y Europa a medida que la UE hace lo que los críticos ven como “un esfuerzo tardío para responder a las ambiciones estratégicas de Beijing, las políticas comerciales nacionalistas y el comportamiento de las empresas occidentales”, según el FT.

Esta amenaza sucedió unos días después de que Beijing emitiera una amenaza abierta en Alemania, cuando el embajador chino en Alemania, Ken Wu, le dijo al excanciller Sigmar Gabriel que si Alemania excluye a Huawei 5G de sus redes de comunicación, China podría “declarar inseguros los automóviles alemanes para su país”.

Las empresas y los gobiernos de la UE se han quejado durante mucho tiempo de que China restringe en gran medida el acceso a su propio mercado y favorece en gran medida a las empresas nacionales, al tiempo que exige el acceso total a los mercados extranjeros.

En marzo, la UE declaró por primera vez a Beijing como un “rival sistémico” en algunas áreas.

Luego está la cuestión de los derechos humanos, que se ha convertido en otro punto crítico potencial. Beijing ha recibido la condena y críticas de la UE por la persecución hacia la disciplina espiritual Falun Gong y a la etnia de los uigures.

Zhang acusó a la UE más ampliamente de “retórica y comportamiento injusto y deshonesto” en sus ataques contra el historial de derechos humanos de China. Casi como si acabara de descubrir que la hipocresía es la base de la política exterior.

Asimismo el enviado atacó los movimientos en los países de la UE contra el Instituto Confucio del régimen chino, que Beijing insiste en que es una organización cultural más que la herramienta de propaganda o espionaje alegada por los críticos.

Vrije Universiteit Brussel, en la capital belga, expuso en diciembre que finalizaría su contrato con el Instituto Confucio en 2020 ya que la cooperación “ya no era coherente” con las políticas, objetivos y “principios de investigación libre” de VUB.

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en Hong Kong?

videoinfo__video2.bles.com||06daa9374__

Ad will display in 09 seconds