Redacción BLesDos de los principales medios estatales del PCCh, China Daily y Global Times, publicaron afirmaciones de un supuesto biólogo suizo insinuando que solo por presión de los Estados Unidos se cree que el coronavirus se originó en Wuhan, solo para que la embajada suiza en China publicara una declaración confirmando que tal persona no existe y es todo un invento del PCCh.

En un burdo intento más de desviar la atención internacional sobre el rol y la responsabilidad que tuvo el Partido Comunista Chino en la pandemia, los medios estatales chinos publicaron dos notas de un ‘experto’ suizo que denunciaba la ‘presión’ de los Estados Unidos para investigar el origen del virus en China.

El biólogo Wilson Edwards, según China Daily, utilizó su cuenta de Facebook para decir: “Como biólogo, he visto con consternación en los últimos meses cómo se ha politizado el rastreo del origen del COVID-19”, y “Añadió que los nuevos planes de la OMS están en gran medida motivados políticamente”.

En su reporte, el medio vocero del PCCh, además denuncia que los “EE.UU. ha politizado la pandemia de COVID-19 hasta tal punto que ha dado lugar a ataques por motivos raciales contra los asiáticos que viven allí”, refiriéndose a los reportes de ataques no provocados, de principalmente afroamericanos contra asiáticos en ciudades como Nueva York.

El Global Times, otro de los medios en inglés del PCCh, afirmó reportó: “’Estados Unidos está tan obsesionado con atacar a China en la cuestión del rastreo del origen que se resiste a abrir los ojos a los datos y las conclusiones’, dijo Edwards citando a una fuente de la OMS”.

Pero aparentemente la noticia se hizo viral y llegó a los oídos de los suizos que trabajaban en la embajada en China, quienes se tomaron la molestia de refutar la existencia del supuesto biólogo.

“Se busca a Wilson Edwards, supuesto biólogo suizo, citado en la prensa y en las redes sociales de China en los últimos días. Si existe, ¡nos gustaría conocerlo! Pero lo más probable es que se trate de una noticia falsa, y pedimos a la prensa y a los internautas chinos que retiren las publicaciones”, escribió la cuenta oficial de Twitter de la embajada suiza el pasado 10 de agosto.

Dentro de la publicación, la embajada suiza declaró:

“En los últimos días, se han publicado en China un gran número de artículos de prensa y publicaciones en las redes sociales que citan a un supuesto biólogo suizo. Aunque agradecemos la atención prestada a nuestro país, la embajada de Suiza debe, lamentablemente, informar al público chino de que estas noticias son falsas”.

Le recomendamos: Lo que NO TE CONTARON de la MEGAFIESTA de OBAMA

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

“La cuenta de Facebook que se cita como la que ha publicado su comentario no se abrió hasta el 24 de julio de 2021 y, de momento, sólo ha publicado esta entrada. Sólo tiene 3 amigos. Es probable que esta cuenta no se haya abierto con fines de red social”, asegura el comunicado de los suizos.

La embajada desestima que la noticia se haya difundido con mala intención pero solicita a los medios que retiren la historia y que publiquen una corrección.

Ambos reportes del Daily China y el Global Times fueron bajados como consecuencia pero no se emitió ninguna corrección. 

En marzo de 2020, cuando la pandemia acababa de golpear al mundo entero, de un virus cuyas primeras víctimas se registraron en Wuhan, China, el vocero del ministerio de exteriores chino, publicó un tuit culpando al ejército estadounidense de haber llevado el virus a China durante un evento deportivo en esa ciudad.

Cuando la administración Trump endureció su postura con el régimen chino y lo responsabilizó de la pandemia, los medios estatales del PCCh comenzaron a implantar la idea de que el virus se originó en el laboratorio del ejército estadounidense en Fort Detrick, Maryland.

La ‘evidencia’ que presentó el PCCh es que en 2019 hubo algunos casos de enfermedades en los pulmones de algunos militares allí, pero estas fueron causadas por el uso de cigarrillos electrónicos que contenían sustancias nocivas posteriormente prohibidas.

Un patrón de propaganda que se repite

En enero de 2019, luego de que ex secretario de estado Mike Pompeo declarara que la persecución a los uigures en la provincia de Xinjiang constituía un genocidio, miles de artículos en los medios estatales chinos comenzaron a atacar a Pompeo desmintiendo sus denuncias.

Además de eso, miles de cuentas en YouTube comenzaron a subir videos de la ‘vida feliz’ de los uigures en Xinjiang, maldiciendo a Pompeo por ‘difundir mentiras anti-China’.

Los videos que se comparten cientos de veces entre cuentas falsas para que tengan más vistos e interacción, muestran ‘familias felices’ de uigures, casi perfectas que repiten el mismo guión.

Muchos funcionarios chinos publican los videos en sus cuentas de Twitter o Facebook, redes sociales que en China están prohibidas por temor a que sean usadas como herramientas políticas, una completa ironía para el caso.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.