Redacción BLesEl exvicepresidente afgano, Amrullah Saleh, se declaró el martes el “presidente interino legítimo”, e informó que está reuniendo a los líderes militares para luchar contra los talibanes que tomaron el poder. 

Mientras que el domingo 15 de agosto el presidente afgano Ashraf Ghani huyó del país tras la toma del control de Kabul por los Talibanes, su vicepresidente Amrullah Saleh, comunicó por Twitter que se encontraba en la nación y que de acuerdo a la constitución de Afganistán, era ahora el nuevo presidente en ejercicio., acorde a lo que informó el Washington Examiner.

“Aclaración: Según la Constitución de Afganistán, en caso de ausencia, fuga, dimisión o muerte del presidente, el vicepresidente se convierte en presidente interino. Actualmente estoy dentro de mi país y soy el legítimo presidente encargado de la atención. Me estoy comunicando con todos los líderes para asegurar su apoyo y consenso”, escribió Saleh en el tuit. 

En un tuit anterior, el exvicepresidente de 48 años, prometió que no se inclinaría ante los talibanes “terroristas” que tomaron Kabul. 

“Nunca, nunca y bajo ninguna circunstancia me inclinaré ante los terroristas talibanes. Nunca traicionaré el alma y el legado de mi héroe Ahmad Shah Masoud, el comandante, la leyenda y el guía”, escribió Saleh. “No decepcionaré a millones de personas que me escucharon. Nunca estaré bajo el mismo techo con los talibanes. NUNCA”.

Le recomendamos: El PLAN de Trump y el FRACASO de Biden en Afganistán

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Según los informes, Ahmad Shah Massoud, fue un comandante anti-talibán asesinado, cuyo hijo, Ahmad Massoud, ha sido visto recientemente con Saleh en el valle de Panjshir, al noreste de Kabul, y quien prometió ponerse de su lado.

Entre tanto el depuesto presidente afgano, Ashraf Ghani, dijo por medio de un comunicado, poco después de huir del país hacia Tayikistán junto a sus colaboradores más cercanos, que los talibanes son ahora “responsables de proteger” a los residentes del país. 

“Hoy me encontré con una decisión difícil; debería enfrentarme a los talibanes armados que querían entrar al palacio o salir del querido país al que dediqué mi vida a proteger durante los últimos veinte años”, declaró Ghani.

“Los talibanes han logrado expulsarme, están aquí para atacar a todo Kabul y al pueblo de Kabul. Para evitar la sangrienta inundación, pensé que era mejor salir. Los talibanes se han ganado el juicio de la espada y las armas y ahora son los encargados de proteger el honor, la riqueza y la autoestima de los compatriotas”, agregó el expresidente tras su huida.

Los informes sobre el pánico generalizado son cada vez más frecuentes en todo el país. Los ciudadanos intentan aterrados escapar de los talibanes, incluso arriesgando sus propias vidas, tal como se pudo ver en las desgarradoras imágenes de una multitud colgada de los aviones estadounidenses mientras carreteaban. 

Entre tanto el régimen chino, con sobrados intereses, entre los que se encuentra su ambicioso proyecto económico de la Franja y la Ruta en Afganistán, celebra la conquista del grupo terrorista, y ofreció su “amistad y cooperación”, mostrando a través de su aparato propagandístico, una realidad completamente distinta de la que vive el pueblo afgano. 

En el Global Times, brazo propagandístico del PCCh, se podía leer el lunes: “Es un día soleado en Kabul. Los trabajadores afganos que han custodiado el barrio chino durante toda la noche están durmiendo. Los puestos de desayuno volvieron a aparecer en las calles con vendedores sonrientes, felices de que ningún funcionario pueda venir a multarlos por un tiempo. Las tropas occidentales se están yendo apresuradamente sin el espíritu que tenían cuando llegaron por primera vez … Los empresarios chinos que permanecen en el país están presenciando cambios históricos”.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.