Redacción BLesLos uigures que viven en Afganistán se debaten entre los peligros de vivir aterrorizados por los talibanes que tomaron el país, y las potenciales represalias que podrían enfrentar en China si son extraditados por sus condiciones de “migrantes chinos”.

Según informó la BBC, un grupo de uigures con los que tomó contacto, se reunieron en una casa en la ciudad norteña de Mazar-i-Sharif para debatir sobre cómo escapar de Afganistán. Hicieron varias llamadas sin respuestas favorables que les diera esperanzas. 

Uno de los ancianos uigures se lamentó diciendo: “No tenemos a nadie que nos ayude en este momento”. “Estamos aterrorizados”. “Todo el mundo está aterrorizado”. 

La BBC informó además, que muchos de los uigures con los que habló temen que si China ocupa el vacío dejado por Estados Unidos, ellos podrían ser atacados, ya que sus documentos de identificación afganos todavía dicen “uigur” o “refugiado chino”.

Un hombre uigur de unos 40 años contó que desde que los terroristas talibanes tomaron el poder, su familia no había salido de su casa. “Tememos que los talibanes ayuden a China a controlar nuestros movimientos, o nos arrestarán y nos entregarán a China”, dijo.

“Ahora somos como muertos vivientes”, dijo otro uigur en Kabul. “Demasiado asustado incluso para salir.”

Le recomendamos: Seguiré a DIOS hasta mi ÚLTIMO ALIENTO | Poderoso discurso de un sacerdote

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Los 12 millones de uigures de la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, en el noroeste de China, son blanco de una campaña de exterminio por el Partido Comunista chino (PCCh) desde 2017, mediante control de natalidad y esterilización forzada. Además son sometidos a trabajos forzados y encarcelamiento masivo en campos de concentración. 

El mismo tratamiento reciben en China otras minorías étnicas y personas creyentes, como la grave persecución y genocidio que sufren desde 1999, los practicantes de la disciplina espiritual Falun Dafa, reportado anteriormente por BLes.

Acorde a los que informó RFA, Mamat, un uigur nacido en Afganistán de padres que habían emigrado allí desde China en la década de 1960, dijo que las cerca de 80 familias uigures de Kabul viven con miedo por la vida bajo los talibanes, y lamentó que no estén recibiendo ayuda.

“Kazajistán está sacando a los kazajos de Afganistán, Uzbekistán está sacando a los uzbekos, Turquía y todos los demás países están sacando a sus propios ciudadanos, pero nadie se pregunta siquiera por cómo estamos. Nadie nos ayuda”, añadió Mamat.

En referencia a esto, Sean Roberts, profesor de la Universidad George Washington y autor de “La guerra contra los uigures”, dijo, “Esta es una comunidad sin representación estatal de ningún tipo”. Un hecho que podría hacerlos más vulnerables, respecto de otros grupos en riesgo potencial bajo el gobierno de los talibanes.

El terror que les genera el régimen chino a los uigures, no es infundado, ya que los últimos años, intensificó su represión contra esta minoría étnica incluso más allá de sus fronteras, utilizando tácticas para silenciarlas, detenerlas y regresarlas a Xinjiang donde son fuertemente perseguidas.

Acorde a datos de Uyghur Human Rights Project correspondientes a junio, al menos 395 uigures fueron deportados, extraditados o entregados a China desde 1997, aunque se podría tratar de una cifra mucho mayor.

“China ha invertido mucho y ha establecido estrechas relaciones diplomáticas con los estados de Asia central, y el resultado es que los uigures en esos países están siendo atacados por la policía local y agentes chinos”, dijo el activista uigur en Canadá, Mehmet Tohti. 

Mientras tanto, el PCCh por medio de su aparato de propaganda, celebró la conquista del grupo extremista islámico y le ofreció rápidamente su “amistad y cooperación”. Aunque según informes de un experto en China, la ayuda del régimen chino a los talibanes viene de larga data. Aseguró que durante décadas les proveyó de armas y logística. 

Ahora bien, acorde a los expertos, uno de los mayores intereses del PCCh está en su megaproyecto económico de la Franja y la Ruta en Afganistán, y con el régimen talibán puede lograr más fácilmente sus propósitos mediante ‘intercambio de favores’ y utilizando minorías para el ‘trueque’. 

Sobre esto, Bradley Jardine, un analista que viene estudiando la presencia económica y política de China en el exterior, dijo, “El proyecto del cinturón y la carretera de China le ha dado mucha influencia económica sobre los países con los que coopera y, a cambio, los uigures son a menudo chivos expiatorios”. 

“Los talibanes estarán esperando concesiones económicas y la muy necesaria inversión de China, y los uigures de Afganistán podrían, para decirlo crudamente, terminar siendo una moneda de cambio”, sentenció Bradley.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.