Redacción BLesSegún trascendió, los líderes de los regímenes de Corea del Norte y China, Kim Jong Un y Xi Xingping respectivamente, compartieron mensajes el martes buscando reafirmar su tradicional alianza basada en la ideología comunista y la opresión del pueblo, hablaron de expandir sus ideales y luchar contra occidente.

La agencia oficial de noticias de Corea del Norte dijo el martes que Kim pidió “unidad y cooperación” con China contra “fuerzas hostiles”, según reportó Associated Press. El líder supremo de Corea del Norte elogió los estrechos vínculos de su país con el régimen chino, buscando fortalecer sus lazos y buscando concentrar esfuerzos en confrontar con aquellas naciones y organismos que buscan frenar el avasallamiento del socialismo en el mundo.

La agencia de noticias dijo que el mensaje de Kim “enfatizó la necesidad de fortalecer la unidad y cooperación entre las dos partes y dos países para hacer frente a los desafíos generales y los movimientos obstructivos de las fuerzas hostiles”.

Xi respondió llamando a Corea del Norte un “activo valioso” y compartió las opiniones de Kim sobre la alianza contra Occidente.

Corea del Norte argumentó que su objetivo al reafirmar su relación con China es “promover vigorosamente la causa del socialismo a fuerza de amistad y unidad, el mensaje expresó la creencia de que la cooperación entre las dos partes continuará yendo bien y las relaciones amistosas entre los dos países se fortalecerían, según lo requiera la época y de conformidad con los deseos, anhelos e intereses fundamentales de los dos pueblos durante este año significativo”, reportó Newsweek.

Al decir “año significativo”, refiere a que el 2021 se cumplen 100 años de la fundación del Partido Comunista Chino (PCCh) y 60 años del tratado de cooperación comercial y militar entre ambas dictaduras. Beijing ha demostrado ser el socio extranjero más cercano de Corea del Norte 

Le recomendamos:

Luego de 100 años de historia de guerra, violencia, hambre y odio, la sed de poder del PCCh y sus aliados comunistas pareciera continuar inquebrantable. Por los dichos de las autoridades de ambas partes, velarán por continuar su lucha por la imposición del comunismo no sólo internamente, sino por la expansión de las ideas de izquierda en el mundo entero. 

La conversación entre ambos dictadores, se dio luego de que Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido y la Unión Europea presentaran conjuntamente sanciones paralelas contra funcionarios chinos el lunes. 

Paralelamente, la ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, y la ministra de Relaciones Exteriores de Nueva Zelanda, Nanaia Mahuta, dijeron en un comunicado conjunto que acogen con satisfacción las medidas anunciadas por el grupo de aliados occidentales.

Aún no es clara la postura del presidente Joe Biden respecto al comunismo y a los países que lo promueven. Sí es evidente que comparten una agenda en común en muchos aspectos que seguramente los llevará a colaborar en ciertos asuntos para cumplir con sus objetivos, a diferencia de lo que sucedía con el expresidente Trump quien se mostró desde el inicio a favor de los ideales de libertad, democracia y condenó siempre los abusos del comunismo y la ausencia de derechos humanos.

Andrés Vacca– BLes.com