Un documento militar secreto se filtró a la prensa y reveló un pacto entre China y las Islas Salomón que podría abrir la puerta a la justificación del tráfico de buques de guerra del PCCh hacia las islas del Pacífico y del bloqueo marítimo comercial occidental en la zona.

Esta semana la oposición en Islas Salomón filtró el “borrador” de un acuerdo, mantenido en secreto hasta ahora, donde el mandatario local Mannaseh Sogavare acordó el envío de fuerzas armadas chinas bajo la justificación de necesidad de mantener el orden social. La veracidad del documento filtrado fue ratificada por el gobierno australiano y ha hecho saltar las alarmas en la región.

A finales de 2021, la población isleña sospechaba el peligroso acercamiento del gobierno con el comunismo chino y atacó la residencia del primer ministro, quemaron negocios del barrio chino y dejaron un saldo de tres muertos. Hoy, los habitantes de las Islas Salomón temen un colapso de la democracia antes o durante las elecciones de 2023 y la intervención del Ejército Popular de Liberación chino.

No está claro qué lado inició el acuerdo, pero, en caso de firmarse, el acuerdo le daría al primer ministro Manasseh Sogavare la capacidad de pedir a China que proteja a su propio gobierno mientras le otorga al Partido Comunista Chino una base de operaciones entre Estados Unidos y China.

“Es necesario ampliar las alianzas para mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo y abordar las amenazas de seguridad que enfrenta el país”, dijo el gobierno de las Islas Salomón en su primer comentario público sobre el asunto.

(derechadiario.com.ar)

¿Que establece el acuerdo secreto?

En el artículo 1, el primer ministro isleño habilita que el PCCh envíe fuerzas policiales y militares para mantener el orden social, como así también enviar buques de guerra de “visita” a las islas bajo el propio interés del gobierno chino.

En el artículo 4, se le obliga a las Islas Salomón proveer de todas las facilidades necesarias y asistencia, incluyendo la libre entrada de personal, armamento y marco jurídico, a una nueva base militar china.

El artículo 5 del acuerdo de cooperación en seguridad se refiere a la “confidencialidad” y plantea interrogantes sobre el grado en que las partes buscarán controlar la información pública.

Esta base militar marítima de China estaría situada a tan solo 2.000 y 3.755 kilómetros, respectivamente, de Australia y Nueva Zelanda. Esto permitiría además controlar y espiar parte del tránsito naval civil y comercial de estos países.

Reacción en occidente

Estados Unidos había anunciado su intención de abrir una embajada en Honiara, capital de las Islas Salomón, debido al temor de que China intentase establecer relaciones militares más allá de las infraestructuras y acuerdos de reapertura de minas de oro que ya tiene en las islas. Evidentemente la reacción del gobierno de Joe Biden al acercamiento con China de Islas Salomón es tardío y difícilmente sea remontable.

Por su parte, el ministro de defensa de Australia, Peter Dutton, ha declarado que cualquier movimiento para establecer una base militar china en las Islas Salomón sería motivo de preocupación.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, alertó este lunes que el plan de seguridad entre China e Islas Salomón supondría la “militarización” de esta estratégica región.

“Vemos tales actos como la potencial militarización de la región y también vemos muy pocas razones en términos de seguridad del Pacífico que justifiquen esa necesidad y esa presencia”, dijo Ardern a Radio New Zealand en referencia al borrador filtrado que calificó de “gravemente preocupante”.

Nicolás Promanzio – La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.