Redacción BLesOcho aviones bombarderos y cuatro aviones de combate pertenecientes al Partido Comunista Chino (PCCh), ingresaron en zona aérea perteneciente a Taiwán, lo que despertó alarmas en la Fuerza Aérea de la isla y la llevó a desplegar todo su aparato de monitoreo para controlar la polémica incursión.

El Ministerio de Defensa de Taiwán informó que ocho bombarderos y cuatro cazas cruzaron a su zona de identificación de defensa aérea el sábado por la mañana, informó el South China Morning Post. Si bien las incursiones aéreas con uno o dos aviones se habían detectado y denunciado en repetidas ocasiones durante el 2020, esta es la primera vez que la invasión del espacio aéreo se efectúa con lo que podría ser una considerable tropa organizada de ataque.

Resulta inusual la presencia de tantos aviones de combate chinos en esta misión, compuesta por ocho bombarderos H-6 K con capacidad nuclear y cuatro aviones de combate J-16, según reportó Taiwán.

La fuerza aérea de Taiwán al advertir el conjunto de aeronaves, desplegó un protocolo de emergencia que incluyó la advertencia a las aeronaves de desocupar inmediatamente el espacio aéreo y el despliegue de misiles para monitorear.

Le recomendamos:

videoinfo__video2.bles.com||4ecf75214__

Ad will display in 09 seconds

“Se encargaron salidas de alerta aerotransportadas, se emitieron advertencias por radio y se desplegaron sistemas de misiles de defensa aérea para monitorear la actividad”, dijo en un breve comunicado la Fuerza Aérea taiwanesa.

Por el momento el régimen chino no hizo comentarios al respecto, mientras la comunidad internacional aguarda algún tipo de explicación razonable para justificar los polémicos hechos intimidatorios protagonizados por su aparato militar.

El régimen comunista chino reclama a Taiwán como su propio territorio, y su posición al respecto ha sido causa de enfrentamiento con otros países en los últimos años, sobre todo con Estados Unidos que durante la administración Trump, fue absoluto defensor de las libertades e independencia de la isla por sobre el régimen comunista. 

Al respecto de las constantes violaciones del espacio aéreo de Taiwán, especialistas coinciden en que más que una intimidación para los habitantes de la isla, podría tratarse de una amenaza provocativa y concreta hacia los Estados Unidos y sus aliados. 

Luego de la asunción del presidente Joe Biden, se mantiene en incógnita cuál será su posición frente a los avances y amenazas del régimen chino sobre Taiwán. Si bien, Emily Horne, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, pronunció que el compromiso de Estados Unidos con Taiwán continuaba firme, hay muchas dudas al respecto teniendo en cuenta que el presidente Biden y el régimen chino poseen una agenda política en común, que probablemente los hará trabajar juntos siguiendo una misma línea y similares objetivos.

Andrés Vacca – BLes.com