Redacción BLes– Durante la CIIE (Exposición Internacional de Importación de China) anual, el líder comunista chino Xi Jinping criticó el proteccionismo y el unilateralismo el jueves 4 de noviembre, prometiendo abordar las preocupaciones sobre las prácticas comerciales de China mientras el país busca unirse al bloque comercial CPTPP (Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico), informó el South China Morning Post.

Xi hizo hincapié en los esfuerzos de China para unirse al CPTPP y al Acuerdo de Asociación de la Economía Digital, mencionando que “China apoya la reforma de la Organización Mundial del Comercio en la dirección correcta, el desarrollo inclusivo del sistema comercial multilateral y los derechos e intereses legítimos de los miembros en desarrollo”.

De hecho, China ha solicitado la adhesión al CPTPP, de 11 miembros, pero el predominio de sus empresas estatales y las subvenciones industriales se consideran escollos para ser aprobada.

El Acuerdo General y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP), también conocido como TPP11 o TPP-11, es un acuerdo comercial entre Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. Es una evolución del Acuerdo Transpacífico (TPP), que nunca entró en vigor debido a la retirada de Estados Unidos. Los once signatarios tienen economías combinadas que representan el 13,4% del producto interior bruto mundial, con aproximadamente 13,5 billones de dólares, lo que convierte al CPTPP en una de las mayores zonas de libre comercio del mundo por PIB, junto con el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá, el Mercado Único Europeo y la Asociación Económica Integral Regional.

En un discurso pronunciado en la CIIE de Shanghai, Xi dijo que China ha “cumplido plenamente los compromisos que asumió al ingresar en la OMC en 2001”.

Prometió: “China participará proactiva y abiertamente en las negociaciones sobre la economía digital, el comercio y el medio ambiente, los subsidios industriales y las empresas estatales, y defenderá el multilateralismo y el sistema internacional basado en reglas, defenderá la estabilidad de la cadena industrial y de suministro mundial.”

Un asesor del gobierno chino, que pidió no ser identificado, dijo que era probable que Beijing mantuviera algunos subsidios y sus propias reglas sobre las empresas estatales, pero que se acercaría gradualmente al estándar requerido para unirse al CPTPP.

“También debería tener en cuenta los requisitos de otros [países]. Por ejemplo… la apertura y la transparencia, y la disciplina en las subvenciones”, dijo el asesor.

“Si estas cosas no se explican, todo el mundo piensa que no puede competir contigo. Muchos países tienen subvenciones. La cuestión ahora es cómo hacer hincapié en la disciplina de la regulación de las subvenciones”.

El asesor también mencionó que muchos países están preocupados por prácticas como el entorno competitivo en China y el papel de las empresas estatales y las subvenciones.

En la octava revisión de las políticas comerciales de la nación en la Organización Mundial del Comercio el mes pasado, Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, Gran Bretaña, Australia y Canadá criticaron las prácticas comerciales de China, culpándola de ejercer “prácticas comerciales desleales” e infligir “coerción económica”.

Según un informe del Congressional Report Service de septiembre de 2020, la preocupación de que el gobierno chino “no proteja ni haga cumplir los derechos de propiedad intelectual (PI), y por tanto perjudique a los titulares de derechos de PI de Estados Unidos, ha sido uno de los temas clave en las relaciones entre Estados Unidos y China durante décadas”.

El informe también decía que “Estas preocupaciones se extienden tanto a las acciones del propio gobierno de China y de las entidades afiliadas al Estado, como a las acciones de personas y entidades chinas no afiliadas al gobierno chino”.

Y añadió que “Las principales cuestiones planteadas por el gobierno y las empresas estadounidenses han evolucionado con el tiempo, desde un enfoque anterior sobre la idoneidad de la protección y la aplicación de la propiedad intelectual nacional china (por ejemplo, para contrarrestar la piratería y la falsificación), hasta preocupaciones más recientes sobre las intrusiones cibernéticas y las adquisiciones estratégicas.”

Sin embargo, el país comunista anunció que estaba comprometido con la profundización de las reformas y la apertura de su economía, y muchas de las quejas y demandas planteadas por las naciones occidentales sobre los derechos de propiedad intelectual y el acceso al mercado no pertenecen al ámbito del foro o del comercio supervisado por la OMC.

Es posible que Canadá, uno de los miembros del bloque comercial CPTPP, tampoco se trague las promesas del régimen. Chris Zhou, portavoz de la ministra de Comercio Internacional, Mary Ng, dijo que Canadá está al tanto de las intenciones de China de unirse al bloque comercial, pero dice que sólo se puede permitir la entrada si cumple el “alto nivel” exigido por los países miembros, según Global News Canada.

La llegada sana y salva de los dos canadienses detenidos en China, Michael Kovrig y Michael Spavor, en aparente represalia por la detención de la CFO de Huawei, Meng Wanzho, podría dar a Canadá más margen para oponerse abiertamente a la entrada de China, según los analistas comerciales.

Lawrence Herman, abogado especializado en comercio internacional y ex diplomático canadiense, añadió que “Canadá no tiene motivos para hacer ningún favor a China. Su espantoso comportamiento hacia Canadá en estos dos últimos años, incluidas las críticas belicosas y beligerantes sobre este país, justifican plenamente una respuesta canadiense fría, si no frígida, a la solicitud de China del CPTPP”.

Al referirse a los votos que el régimen comunista hizo para ingresar en la OMC hace dos décadas, Guy Saint-Jacques, antiguo embajador canadiense en China, dijo que China no ha cumplido sus compromisos.

Dijo: “Sabiendo lo difícil que sigue siendo para las empresas extranjeras operar en China en comparación con las empresas chinas que quieren operar aquí, tenemos que basar nuestro enfoque mucho más en la reciprocidad”.

Los internautas ya no se fían de las promesas del régimen. Debajo del artículo de SCMP, el comentario más votado de la cuenta de Syed M. dice: “China puede olvidarse de la adhesión al CPTPP. Ningún país en su sano juicio confía ya en China cuando utiliza palabras como “ajustarse gradualmente a las normas de no subvención exigidas en el acuerdo de libre comercio”. Después de todo, China sigue ajustándose “gradualmente” a los requisitos de no subvención de la OMC ¡más de 20 años después!”

 

Captura de pantalla de las conversaciones en SCMP

La CIIE anual, que se celebra hasta el próximo miércoles, tiene lugar en medio de cierres locales y restricciones de viaje impuestas por las autoridades locales debido a un aumento de los casos de Covid-19 en China.

El gobierno de Shanghái ha pedido a todos los participantes extranjeros en la CIIE que pasen una cuarentena de 21 días junto con múltiples pruebas de COVID-19. Todos los participantes nacionales deben haberse vacunado completamente al menos dos semanas antes de entrar en el recinto de la expo y presentar un certificado de prueba de ácido nucleico negativo que hayan recibido en los dos días anteriores a su llegada a la ciudad.

La expo de importación se lanzó en 2018 como un intento de crear nuevas oportunidades de negocio después de que China se viera envuelta en una guerra comercial con Estados Unidos.

Teresa Jones – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.