Redacción BLes– El sábado 26 de marzo, el primer ministro australiano, Scott Morrison, declaró que reunirse con el nuevo embajador de China en Australia sería inapropiado hasta que Beijing levante el bloqueo de las reuniones ministeriales entre Australia y China.

Morrison dijo: “Por la misma razón que el presidente Xi no se reúne con nuestro embajador en China. Los embajadores no se reúnen regularmente con los jefes de gobierno, y ese es el caso de Australia también”.

El nuevo enviado de Beijing en Australia, Xiao Qian, llegó a Canberra a finales de enero de este año para asumir su nuevo cargo. Xiao Qian se reunió con la ministra de Asuntos Exteriores australiana, Marise Payne, hace unas dos semanas. Sin embargo, su petición de reunirse con el primer ministro australiano fue rechazada.

Morrison dijo: “Mientras China siga negándose a dialogar con los ministros australianos y, de hecho, con el primer ministro, creo que es una respuesta totalmente proporcional”.

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.