Redacción BLesLa banda surcoreana de K-pop BTS (Bangtan Sonyeondan) se enfrenta a una feroz reacción por parte del régimen comunista chino, luego de que el líder de la banda hiciera comentarios expresando su solidaridad con Estados Unidos y apoyando su relación con Corea del Sur.

Acorde a lo reportado por Breit Bart, la semana pasada, la Sociedad de Corea honró a BTS con su premio James Van Fleet, convirtiéndose en los homenajeados más jóvenes en recibir ese premio.

 El premio Van Fleet, que lleva el nombre del reconocido general estadounidense que fundó la Sociedad de Corea, se otorga  anualmente “a uno o más coreanos o estadounidenses distinguidos, en reconocimiento a sus contribuciones destacadas a la promoción de las relaciones entre Estados Unidos y Corea”, según declara la organización.

Al recibir el premio, el vocalista de la banda aprovechó el momento para hacer una serie de declaraciones que resultaron incómodas para el Partido Comunista Chino (PCCh) lo que trajo para todos los miembros del grupo inmediatas consecuencias. 

En sus palabras, el líder de la banda, destacó la relación única entre Corea del Sur y Estados Unidos, principalmente a partir de la participación que tuvo Estados Unidos en la Guerra de Corea. Guerra que técnicamente aún está en vigencia, dado que nunca se firmaron acuerdos de paz. 

El vocalista de la banda, luego de agradecer a los organizadores del premio Van Fleet, dijo haciendo referencia a Estados Unidos y Corea del Sur: “Siempre recordaremos la historia de dolor que nuestras dos naciones compartieron juntas y los sacrificios de innumerables hombres y mujeres”. El  medio de propaganda comunista Global Times, interpretó el comentario como un ataque hacia China.

La inmediata respuesta del Global Times, dio a entender que los comentarios fueron interpretados como un agravio hacia China y que muchos cibernautas chinos señalaron que el discurso juega a favor de los estadounidenses, mientras que según lo que afirma el régimen, EE. UU. desempeñó el papel de agresor en la guerra.

El periódico afirmó que “muchos” fanáticos han dejado inmediatamente de seguir al grupo en China, ofreciendo supuestos comentarios de “cibernautas” chinos anónimos como argumento a sus dichos.

El rencor del régimen chino por el discurso ya ha impactado en el respaldo comercial de la banda en el país comunista. Los usuarios de los sitios de comercio electrónico chinos JD.com y Tmall, descubrieron el domingo que los teléfonos inteligentes y auriculares de la edición BTS, habían desaparecido de la tienda oficial de Samsung. 

También se eliminaron las publicaciones promocionales de la banda en las páginas oficiales de Weibo de FILA y Hyundai. 

El PCCh utiliza frecuentemente este tipo de mecanismo que funciona como amenaza intimidatoria para demostrar que si el discurso de una empresa o artista extranjero va en contra de lo que proclama el régimen, el negocio dentro de China puede darse por finalizado. 

El año pasado, el régimen chino logró intimidar a la NBA, luego que el gerente general del equipo Houston Rockets, Daryl Morey, publicó un mensaje en Twitter en apoyo de las protestas anticomunistas en Hong Kong. El Partido Comunista cortó abruptamente su relación con la NBA, lo que le costó a la liga deportiva “cientos de millones” de dólares en ganancias.

Andrés Vacca – BLes.com