Redacción BLes – El Papa Francisco una vez más muestra lealtad al régimen chino ateo y mayor violador de las libertades religiosas. ¿Hasta dónde ha llegado su sumisión?

Hasta el grado de estar dispuesto, a darle la espalda nuevamente a los católicos perseguidos por su (fe) en China, renovando nuevamente el acuerdo que firmó con Beijing en 2018 para el nombramiento de los obispos chinos.

El silencio evidente sobre los abusos del partido comunista chino tiene que ver justamente con este acuerdo, el cual establece que el Vaticano puede nombrar algunos obispos, pero Beijing tiene la última palabra.

Y en definitiva, todos los obispos nombrados responden al régimen chino, sin excepciones. 

Pero recordemos ¿Por qué surgió el acuerdo?

Mira el informe completo en el siguiente video

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.