Los palestinos echan del Monte del Templo al Mufti de Jerusalén Sheij Mohammed Hussein por apoyar al presidente y la Autoridad Nacional Palestina y haber criticado al grupo terrorista ultra-islámico Hamas.

El pasado viernes 21 de mayo musulmanes cisjordanos simpatizantes del grupo terrorista de Gaza Hamas echaron de su “sitio sagrado”, el Monte del Templo, al Mufti de Jerusalén por apoyar al presidente palestino Mahmud Abbas.
 
El Mufti Sheij Mohammed Hussein, impedido de terminar su convocatoria, se vio interrumpido y expulsado violentamente por gigantescos grupos de palestinos que gritaban cánticos en apoyo a Hamas y pidiendo destruir la Autoridad Nacional Palestina, organismo controlado por el oficialismo cisjordano, Fatah.
 
Sin embargo, el Mufti detenido tampoco era ningún santo por no apoyar a Hamas, si no que al contrario. Apenas unos pocos años antes había sido detenido por Israel tras afirmar que había que “liberar Jerusalén” e inundar la capital israelí con musulmanes.
 
Poco tiempo antes, con la firma del cese al fuego entre Israel y Hamas, extremistas islámicos festejaron tanto en Gaza como en Cisjordania como si se tratase de una victoria de ellos sobre Israel, a pesar de que los datos muestran algo completamente al revés.
 
En estos “festejos”, se incluyeron lanzamientos de piedras y cócteles molotov contra policías israelíes, que respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma.

Los funcionarios de la ANP condenaron el ataque a Hussein por parte de los seguidores de Hamás y lo elogiaron por “defender” la mezquita en la capital indivisible de Israel, Jerusalén. Irónicamente, el asesor de asuntos religiosos de Abbas, Mahmoud al-Habbash, denunció a los agresores como “mercenarios que trabajan para servir a la agenda de la ocupación (supuestamente, Israel)“.

Le recomendamos: RÉGIMEN CHINO brinda MILLONARIA AYUDA ECONÓMICA y MILITAR a HAMÁS

Ad will display in 09 seconds
Es esencial recalcar que los palestinos no son una unidad como los medios amarillistas judeofóbicos e izquierdistas quieren hacer parecer, sino que hay grandes rivalidades entre distintos grupos políticos o hasta religiosos. La semana pasada, decenas de palestinos a favor de los violentos genocidas terroristas colgaron pósters de Hamás, que fueron removidos por soldados del grupo armado de Abbas.
 
Estos 2 grupos terroristas palestinos llevan una gran y larga rivalidad, aunque ambos tienen como objetivo acabar con el único Estado judío en el mundo.
 
Fuente: derechadiario.com.ar