En otra ridícula cancelación progresista, el Museo Nacional de Gales decidió sacar de exhibición a los trenes a vapor, característicos de la Revolución Industrial que permitió sacar a millones de personas de la pobreza.

Nuevamente, el movimiento progresista demuestra al mundo las ridículas y extremadamente rebuscadas ideas que exigen implementar. Tras varias semanas de protestas y cartas enviadas por grupos progresistas y por la organización supremacista negra Black Lives Matter (BLM), el Museo Nacional del Reino Unido decidió “cancelar” y remover los trenes a vapor que tiene en exhibición, acusándolos de “estar inspirados en el colonialismo y en el racismo”.

El primero en tomar cartas en el asunto fue la rama del museo en Gales, el NMW (Museo Nacional de Gales), quien anunció esta semana que sacará de exhibición una impresionante réplica a escala real de la primera locomotora a vapor de la historia.

La réplica había sido creada y donada al museo en 1804 por Richard Trevithick, un prestigioso ingeniero e inventor inglés, y uno de los inventores de la locomotora a vapor, que fue aplicada al transporte de vagones de carga con fines comerciales y permitió dar el puntapié para la Revolución Industrial que sacaría al 90% de los británicos de la pobreza.

La decisión del NMW demuestra la caída de las históricas instituciones británicas, que ceden ante los reclamos de una esquizofrénica izquierda, que lo único que quiere hacer es borrar y desdibujar su propia historia.

El NMW, que es una rama del Museo Nacional del Reino Unido, una entidad estatal, parecería ser la sede más influenciada por el progresismo. A mediados del 2020, cuando el mundo atravesaba la pandemia, las autoridades del museo decidieron remover el busto de su propio fundador, Sir Hans Sloane, ante las presiones de BLM.

Sloane, destacado noble irlandés y presidente de la Royal Society, donó 71.000 artículos al gobierno, dando las bases y siendo considerado fundador del Museo Nacional del Reino Unido, la Librería Nacional del Reino Unido y el Museo de Historia Natural de Londres, capital británica.

El alguna vez prestigioso museo anunció también que piensa “explorar” la supuesta relación entre el comercio de esclavos y el desarrollo de la infraestructura y el sistema de trenes de Gales, en especial el tren a vapor.

Al ser cuestionado por la medida, el NMW tuvo que confesar que no pueden probar lazos directos entre la locomotora creada por Trevithick y el comercio de esclavos, siendo que ni siquiera el propio inventor fue dueño de esclavos.

Cabe aclarar que el Reino Unido ilegalizó la posesión de esclavos en 1773, en el famoso caso Somerset v Stewart, y prohibió su comercialización luego en 1807, tan solo 3 años después de la invención de la locomotora a vapor de Trevithick.

De hecho, es el consenso que la tecnología que apareció durante la Revolución Industrial fue fundamental en la ilegalización de la esclavitud, ya que permitió enormes niveles de eficiencia en la producción sin la necesidad de tener esclavos.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.