Redacción BLesLas grandes compañías farmacéuticas y los principales medios de comunicación como el New York Time, son en gran parte propiedad de dos empresas de gestión de activos, BlackRock y Vanguard, según revela un exhaustivo análisis del Dr. Joseph Mercola, publicado por Children’s Health Defense. 

Esto representa un asunto de gran importancia porque las ‘Big Pharma’ están impulsando las respuestas al COVID-19 (Virus PCCh), y los medios de comunicación tradicionales son los que se han encargado de difundir su propaganda, una falsa narrativa oficial que fomenta el  miedo basado en mentiras, dice Mercola. 

BlackRock y el Grupo Vanguard, además, forman un monopolio secreto que también es dueño de casi todo lo que se pueda imaginar. Alguna de las acciones de una larga lista de otras compañías, incluyen Microsoft, Apple, Amazon, Facebook y Alphabet Inc, como se menciona en un artículo del 2017 en “The Conversation”. 

Le recomendamos: Esta científica que DESTROZÓ el relato del CAMBIO CLIMÁTICO en el senado de EEUU

Ad will display in 09 seconds

¿Quiénes son los de “Vanguard”? 

Según analiza el Dr. Mercola, Vanguard hasta ahora es el mayor accionista de BlackRock, aunque, por otro lado, tiene una estructura corporativa ‘única’ que hace que su propiedad sea más difícil de estimar. Es propietaria de sus distintos fondos, que a su vez son propiedad de los accionistas. Aparte de estos accionistas, no tiene inversores externos  y no cotiza en bolsa.  

Lo que dicen los informes analizados por Mercola, es que, si bien es difícil tamizar a través de todos los fondos de Vanguard para identificar los accionistas individuales, en una rápida mirada surge que  Rothschild Investment Corp. y Edmond De Rothschild Holding son dos de esas partes interesadas. 

Y agrega que según lo revelado en un video publicado en Lew Rockwell, “A la élite que posee Vanguard aparentemente no le gusta estar en el centro de atención, pero, por supuesto, no pueden esconderse de quién está dispuesto a indagar. Los informes de Oxfam y Bloomberg dicen que el 1% del mundo, en conjunto, posee más dinero que el otro 99%. Peor aún, Oxfam dice que el 82% de todo el dinero ganado en 2017 se destinó a este 1%.

BlackRock y Vanguard son los dueños de ‘Big Pharma’ 

Acorde a Simply Wall Street, en febrero de 2020, BlackRock y Vanguard eran los dos mayores accionistas de GlaxoSmithKline, con un 7% y un 3,5% de las acciones respectivamente. En cambio en Pfizer, esta relación se invierte, siendo Vanguard el principal inversor y BlackRock el segundo mayor accionista. 

Todo esto lleva a la conclusión de que estos gigantes monopólicos tanto de forma individual como combinados, en un momento dado poseen las acciones suficientes como para controlar tanto a las  grandes farmacéuticas como a los  medios de comunicación hegemónicos centralizados. 

Para el caso del The New York Times, BlackRock es el segundo accionista más grande  con un 7,43% del total de acciones, justo detrás de The Vanguard Group, que posee la mayor parte (8,11%). 

Y como para completar la información del conglomerado de medios concentrados entre los mismos propietarios, además del The New York Times, Vanguard y BlackRock también son los dos principales propietarios de cuatro de las  seis empresas de medios que controlan más del 90% del  panorama de los medios de Estados Unidos: Time Warner, Comcast, Disney y News Corp. 

Pero la influencia de este dúo no se limita a las grandes farmacéuticas y los medios de comunicación. BlackRock también trabaja en estrecha colaboración con los bancos centrales de todo el mundo, incluida la Reserva Federal de los Estados Unidos, que es una entidad privada, no federal.  

Y según el informe presentado por el Dr. Mercola, si se tiene en cuenta que BlackRock anunció en 2018 que tiene “expectativas sociales” de las empresas en las que invierte, este podría desempeñar un potencial papel en el Gran Reseteo impulsado por las elites globalistas. 

Si a esto le añadimos la información que demuestra que “socava la competencia mediante la posesión de acciones en empresas competidoras” y que “difumina los límites entre el capital privado y los asuntos gubernamentales al trabajar estrechamente con los reguladores”, sería difícil no ver cómo BlackRock/Vanguard y sus propietarios globalistas podrían ser capaces de facilitar el ‘Gran Reinicio’ y la llamada revolución “verde”, asegura. 

En esta línea cabe señalar que tal como expresó el presidente y fundador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, en su libro, The Great Reset (El Gran Reseteo), el coronavirus es, una gran “oportunidad” para reiniciar nuestras sociedades, y este lema está ahora en boca de todos los políticos globalistas del mundo, según un artículo en Human Sare Free. 

“La tragedia no tiene por qué ser el único legado de la crisis del COVID-19. Por el contrario, la pandemia representa una rara pero estrecha ventana de oportunidad para reflexionar, re imaginar y reiniciar nuestro mundo para crear un futuro más saludable, más equitativo y más próspero”, dijo Klaus Schwab. 

El Dr. Joseph Mercola, en su análisis concluye que parecería bastante claro que la pandemia de COVID-19 fue orquestada para provocar un Nuevo Orden Mundial, el Gran Reinicio, donde podemos ver que en el centro de todo, el “corazón” hacia el que fluyen todas las corrientes de riqueza global, encontramos BlackRock y Vanguard. 

No hace falta decir que si usted tiene el control de tantos medios de comunicación, puede controlar naciones enteras por medio de propaganda centralizada, lo que tiene el poder de manipular y controlar gran parte de la economía y los eventos del mundo, y cómo el mundo lo ve todo, sentenció Mercola.

Laura Enrione – BLes.com