Redacción BLes– Un iceberg con forma de dedo, denominado A-76, que se desprendió del borde helado de la Antártida para adentrarse en el mar de Weddell, fue declarado el iceberg más enorme del mundo, según informó el miércoles 19 de mayo la Agencia Espacial Europea.

El A-76 fue detectado por primera vez por el British Antarctic Survey y confirmado por el Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos, con sede en Maryland, utilizando imágenes de Copernicus Sentinel-1, formado por dos satélites de órbita polar.

El A-76 tenía unas 106 millas de largo y 15 millas de ancho. Se calcula que su superficie en el momento del desprendimiento era de 1.668 millas cuadradas, más grande que la isla española de Mallorca.

Antes de que apareciera el A-76, el título de mayor iceberg lo ostentaba un trozo de hielo conocido como A-23A, con un tamaño de unas 1.305 millas cuadradas y que también flotaba en el Mar de Weddell.

Aunque el A-76 era enorme, sólo tenía un tercio del tamaño del mayor iceberg de la historia, el B-15, que se desprendió de la plataforma de hielo Ross de la Antártida hace 21 años.

El B-15 medía unas 183 millas por 23 millas, con una superficie de 6.835 millas cuadradas, más grande que toda la isla de Jamaica. Sin embargo, con el tiempo se fracturó en icebergs más pequeños.

Le recomendamos: “Es demoníaco”: La ADVERTENCIA de una monja sobre el OSCURO plan del Papa Francisco

Ad will display in 09 seconds

Los nombres de los icebergs se basan en la ciencia, en función de dónde y cuándo se observan por primera vez. La Antártida se divide en cuadrantes, con las letras A, B, C y D para denotar las diferentes regiones. A continuación se asigna un número secuencial a cada iceberg recién identificado.

El A-76 fue avistado en el cuadrante Bellingshausen/Mar de Weddell y fue el 76º iceberg rastreado por el Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos. Un iceberg que se forma a partir de otro ya nombrado recibe una letra consecutiva al final de su nombre.

El desprendimiento de icebergs es un proceso normal en el que grandes bloques de hielo se desprenden de la plataforma de hielo a intervalos regulares.

La plataforma de hielo de Ronne, situada cerca de la base de la Península Antártica, es una de las enormes capas de hielo flotantes que unen la masa terrestre del continente y se extienden hacia los mares circundantes.

Mark Drinkwater, de la Agencia Espacial Europea, dijo que la plataforma de hielo de Ronne se encontraba en un “estado relativamente estable” en el que se expandía tras perder un iceberg como el A-76.

Uno de los mayores desprendimientos se produjo en 1986, cuando se desprendieron 11.000 kilómetros cuadrados de icebergs, seguido de otros más pequeños en 1998, 2000 y 2015.

El desprendimiento del A-76, que probablemente se dividirá en dos o tres partes en breve, no está relacionado con el cambio climático, según Ted Scambos, glaciólogo investigador de la Universidad de Colorado en Boulder.

Un glaciólogo del British Antarctic Survey dijo también que la forma tabular del A-76 era característica de los icebergs, y que las líneas horizontales en él eran un símbolo de las tensiones que provocaron su desprendimiento de la capa de hielo.

La parte de la capa de hielo de la que se desprendió era flotante, por lo que el iceberg no debería tener ningún impacto en el aumento del nivel del mar.

Kathy Vittetoe– BLes.com