Redacción BLes– El líder norcoreano Kim Jong Un estaría en coma, de acuerdo con el informe del diplomático surcoreano Chang Song-min, un ex-ayudante del difunto presidente de Corea del Sur Kim Dae-jung.

La noticia difundida por Song-min señala que la República Popular Democrática de Corea oculta el grave estado de salud en el que se encuentra el líder, y que su hermana estaría entre las más opcionadas para sucederlo en el cargo.  

“No se ha formado una estructura de sucesión completa, por lo que Kim Yo-jong está siendo puesta en primer plano ya que el vacío no puede mantenerse durante un período prolongado”, señaló Dae-jung, según Mirror del 23 de agosto. 

Asimismo, la agencia de espionaje de Corea del Sur, comunicó el 20 de agosto que Jong-un había delegado algunas funciones a sus colaboradores, entre ellos su hermana menor Yo-jong, de 33 años, en la supervisión del estado, de acuerdo con Yonhap News. 

“Kim Yo Jong, es la primera vicedirectora de departamento del Comité Central del Partido del Trabajo, y está dirigiendo los asuntos generales del estado basándose en la delegación”, agregó Yonhap. 

Por otro lado, en abril se publicó el rumor de que Jon Un estaba incapacitado o posiblemente había muerto, luego de una larga ausencia en los actos públicos, no obstante, luego fue visto en la inauguración de una fábrica de fertilizantes en Suchon, en la provincia de Pyongan, cercana a Pyongyang, la capital del país. 

El senador Lindsey Graham (R-S.C.), fue una de las personas que mencionó la posible muerte o incapacidad del líder norcoreano en abril.

Por su parte, el autor Chris Makul, radicado en Australia, escritor del libro “Mis dictadores favoritos” se refirió a la eventual muerte de Kim Jong Un y a la posibilidad de que con ella se genere un desastre en ese país. 

“Hay que querer que caiga un terrible y brutal régimen dictatorial, pero no habrá alegría y liberación cuando eso ocurra, será horrible para muchos norcoreanos” afirmó Makul, según Mirror.

Además de carecer de un sistema democrático que permita una transición pacífica y organizada del poder, el armamento nuclear que posee añade incertidumbre a la situación en Corea del Norte .

Durante sus estudios en Suiza Jong Un habría logrado un alto grado de acercamiento a la cultura occidental, lo que propició sus negociaciones con el presidente estadounidense Donald Trump sobre el control del arsenal atómico que implica una seria amenaza para la región.

Como resultado de esas negociaciones Jong Un suspendió los ensayos con misiles intercontinentales, con los de mediano alcance y con armas nucleares, mientras se concretaban acuerdos definitivos entre las dos naciones. 

José Hermosa-BLes.com