Alí Jamenei, el Líder Supremo de Irán, ha acusado a Estados Unidos y a Israel de provocar los “disturbios” que están teniendo lugar en el país desde la muerte de Mahsa Amini el 16 de septiembre a manos de la policía moral de Irán.

El ayatolá Ali Jamenei, Líder Supremo de Irán, ha culpado a Estados Unidos e Israel por las protestas que se han apoderado del país durante casi tres semanas, acusando a los países de tratar de detener el “progreso” de Irán. Jamenei calificó el lunes las protestas antigubernamentales, una de las más grandes que el país ha visto en años, como “disturbios”.

“Digo explícitamente que estos disturbios y esta inseguridad fueron un diseño de Estados Unidos y el régimen sionista falso y ocupante [en referencia a Israel] y de aquellos a quienes les pagan; y algunos iraníes traidores en el extranjero los ayudaron”, dijo Jamenei frente al alumnado de una universidad policial en Teherán.

Jamenei trató de presentar los disturbios como parte de un esfuerzo extranjero para desestabilizar a Irán. Dijo que, de no haber sucedido la muerte de Amini, los regímenes extranjeros hubieran encontrado otra “excusa” para desestabilizar el país igualmente.

Casi 3 semanas han pasado ya desde el inicio de las protestas en Irán tras la muerte a manos de la policía moral iraní de Mahsa Amini, una joven oriunda de la región del Kurdistán iraní de 22 años, el 16 de septiembre pasado, luego de estar varios días en coma.

Inicialmente, fue detenida por la policía moral de Irán por usar un “atuendo inadecuado” y violar el código de vestimenta para las mujeres. La verdadera razón de su arresto fue que no estaba utilizando “correctamente” el hiyab.

La policía moral es una fuerza creada directamente por el Ayatolá y es responsable de garantizar el respeto de la moral islámica descrita por las autoridades clericales del país, siguiendo la Ley Sharía al pie de la letra según la interpretación del régimen iraní.

El brutal dictador iraní aseguró que “Irán está creciendo a pesar de las sanciones impuestas por Estados Unidos desde 2018“, cuando Trump abandonó unilateralmente el acuerdo nuclear alcanzado por Obama en 2015. “Sienten que el país está progresando hacia el poder a gran escala y no pueden tolerar esto”, señaló Jamenei.

Se dice que Estados Unidos está considerando nuevas sanciones contra Irán a la luz de las protestas, que han provocado la muerte de docenas de personas. Por el momento, la Casa Blanca ha aliviado algunas sanciones de Internet a Irán para tratar de ayudar a los iraníes a eludir las restricciones gubernamentales a Internet impuestas desde que comenzaron las protestas.

En sus primeras declaraciones sobre la muerte de la mujer de 22 años después de ser arrestada, el ayatolá dijo que su muerte le “rompió profundamente el corazón” y lo calificó como un “incidente amargo” provocado por los enemigos de Irán.

“En el accidente que sucedió, una joven falleció, lo que también nos dolió, pero las reacciones a su muerte antes de que las investigaciones [se lleven a cabo]… cuando algunos vienen a hacer que las calles sean inseguras, quemar el Corán, quitarle los hiyabs a las mujeres cubiertas y quemar mezquitas y autos de la gente, no son una reacción normal y natural”, agregó Jamenei mientras estaba rodeado por los jefes de la policía, el ejército y el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Las autoridades iraníes han informado de que muchos miembros de las fuerzas de seguridad murieron durante los disturbios. Según la ONG Iran Human Rights (IHR), con sede en Oslo, Noruega, al menos 130 personas han muerto en la represión.

A esto se le suma el dato que publicó la policía el lunes sobre que habían realizado más de 1.200 arrestos, entre los que se encuentran tanto activistas, abogados y periodistas como diversos manifestantes.

“El deber de nuestras fuerzas de seguridad, incluida la policía, es garantizar la seguridad de la nación iraní (…) Los que atacan a la policía están dejando a los ciudadanos iraníes indefensos contra matones, ladrones y extorsionadores”, dijo Jamenei.

Las fuerzas de seguridad, incluida la policía y la milicia voluntaria Basij, han estado liderando una represión de las protestas, con miles de detenidos y cientos de heridos.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.