Redacción BLesEn un giro inesperado en la decisión de las autoridades olímpicas, los atletas rusos y bielorrusos han sido excluidos de los Juegos Paralímpicos debido a la guerra entre Rusia y Ucrania, una medida que los funcionarios rusos calificaron de “ilegal”.

Tras haber anunciado el miércoles, que los atletas de Rusia y Bielorrusia podrían competir, pero solo como “neutrales” en los Juegos Paralímpicos de Invierno de Beijing 2022, el jueves el Comité Paralímpico Internacional (IPC, por sus siglas en inglés) cambió el rumbo y dijo que dichos competidores “ya no podrán participar”.

La competición como atletas neutrales implicaba que se le iban a retirar los colores, banderas y otras insignias nacionales, además de que no iban a tener participación en el medallero olímpico.

“La guerra ahora ha llegado a estos Juegos y, detrás de escena, muchos gobiernos están influyendo en nuestro preciado evento”, dijo Andrew Parsons, el presidente del IPC, tras anunciar la prohibición. “Estábamos tratando de proteger los Juegos de la guerra”, agregó, acorde a Associated Press.

“En el IPC creemos firmemente que el deporte y la política no deben mezclarse”, expresó Parsons en el comunicado y adelantó que espera que los comités paralímpicos de Rusia y Bielorrusia emprendan acciones legales, los que probablemente podrían tratarse en el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

Las autoridades del IPC alegaron que el cambio de decisión se basó en la amenaza de un boicot hacia los juegos por parte de las demás naciones que participaban si se permitía que los jugadores rusos y bielorrusos compitan, mencionando que se vivía un clima de tensión dentro de la villa olímpica. 

“El ambiente en el Village no es agradable”, aseguró el portavoz del Comité Paralímpico, Craig Spence.

El giro sorpresivo del IPC causó una fuerte reacción de enojo dentro de la comunidad deportiva rusa, y la respuesta del Comité Paralímpico de Rusia (RPC) fue inmediata, calificando la decisión de “contradictoria con la naturaleza apolítica del deporte”, según señaló la agencia RT. 

En este sentido, el RPC considera ilegal la decisión del IPC y se reserva el derecho de defender los derechos e intereses de los atletas paralímpicos rusos en los deportes y otras instancias judiciales.

“Por supuesto, el RPC continuará trabajando en el desarrollo de la cultura física y el deporte doméstico entre las personas con discapacidad y la creación de todas las condiciones necesarias para esto”.

Entre tanto, Dmitry Peskov, el portavoz del Kremlin, también se hizo eco de los comentarios del RPT, calificando de “horrible” el cambio de rumbo adoptado por el IPC.

“Esto es una vergüenza para el Comité Paralímpico Internacional. No puedo decir lo contrario”, dijo Peskov, según Match TV.

“Ayer se tomó una decisión, hoy se cambió esta decisión, así que, por supuesto, condenamos enérgicamente al Comité Paralímpico Internacional”, sostuvo.

En declaraciones a Tass, Boris Paykin, miembro de la Duma estatal rusa, y presidente del Comité de Cultura Física y Deporte, también expresó su indignación advirtiendo que “ya no nos sorprende que la política se haya apoderado del deporte y sus principios más importantes”.

Y arremetió contra el IPC diciendo que luego de haber permitido a los atletas rusos y los bielorrusos competir, “hoy de manera cobarde y bajo una presión evidente, está cambiando su posición: este es el colmo del cinismo y doble rasero”.

“Nuestros atletas paralímpicos son personas de valor especial, tienen suficiente fuerza interior no solo para superar enfermedades, sino también para desarrollar su potencial en el ámbito deportivo”, agregó. “Creo que para los atletas bielorrusos y rusos deberíamos organizar un festival deportivo aquí, en Rusia. ”, dijo Paykin.

Los Juegos Paralímpicos de Beijing, que siguen a los Juegos Olímpicos de Invierno, concluyen el 13 de marzo.

 Vanesa Catanzaro–Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.