En una reciente entrevista, el general Sir Patrick Sanders explicó de forma detallada sobre cómo se utilizará la Inteligencia Artificial de manera militar, y anunció que el Reino Unido se suma a esta nueva carrera armamentística.

En una entrevista con The Telegraph, el general Sir Patrick Sanders, jefe del Comando Estratégico de Gran Bretaña, explicó cómo será el futuro de la tecnología dentro del plano militar. El punto más destacado de sus argumentos dentro de la entrevista, fue el uso de la Inteligencia Artificial (IA) en el campo de batalla.

Ante esta cuestión, Sanders explicó que “desbloquear el potencial de la IA será fundamental para el desarrollo de la tecnología militar emergente, y sería una “locura” que el Reino Unido no intente convertirse en un líder en el campo“. 

Ante ello, el General lo resumió diciendo que de todas las nuevas tecnologías, el único anillo que las gobierna a todas es la IA“.

El aprendizaje automático avanzado permitiría a las computadoras analizar y reaccionar rápidamente a la información con una mínima intervención humana, tecnología que es particularmente atractiva para los militares porque crea la posibilidad de una “mejor toma de decisiones“, según explicó el general. 

Le recomendamos: Captado in fraganti: La conversación que reveló el vínculo entre Bill Clinton y CNN

Ad will display in 09 seconds

Y agregó que la tecnología de inteligencia artificial avanzada también abre la puerta a “la oportunidad de comenzar a desarrollar la autonomía“.   

El General Sanders enfatizó que la IA es parte de un “equipo humano-máquina“. con los humanos firmemente a cargo, y la capacidad de explotar tal poder de cómputo “mueve a los humanos hacia arriba en la cadena de valor“. 

Dijo que los sistemas dependientes de los humanos, conocidos como “IA estrecha“, deberían diferenciarse de la “IA general“, que tomaría sus propias decisiones, lo que plantea cuestiones éticas. 

Existe mucha preocupación en la comunidad internacional por este desarrollo debido a los “robots asesinos” y su ética, popularizado por una reciente discusión entre el dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, y el dueño de Tesla y SpaceX, Elon Musk.

Elon Musk asegura que los gobiernos del mundo deberían tratar la IA como las bombas atómicas, y unirse para evitar que ningún país del mundo la desarrolle. Mientras que Zuckerberg asegura que esa “paranoia” está infundamentada y que la IA es indudablemente el futuro de la humanidad.

El uso real de la IA es apoyar a los humanos y estar bajo el mando de los humanos, algo que si bien puede fallar, nunca se debe construir con un objetivo diferente en mente.

En última instancia, “las máquinas capaces de responder a la información deben “apoyar a los humanos” y “los humanos deben tener el látigo“, dijo el General Sanders sobre este tema.

De todas formas, el Reino Unido no está sola en esta nueva carrera armamentística. Otros países con mayor desarrollo militar ven la idea de usar la IA de forma defensiva o como un último recurso en caso de que se encuentren en mayor peligro. 

Entre ellos se encuentran China, que la viene desarrollando militarmente hace por lo menos una década, los Estados UnidosRusia, las dos Coreas e inclusive Israel.

A principios de este mes, Rusia anunció que su Ejército pronto estaría equipado con robots autónomos capaces de actuar de forma independiente en el campo de batalla. El Ministro de Defensa, Sergey Shoigu, dijo que las máquinas serían capaces de luchar “por sí mismas“, aunque no se dieron mayores detalles. 

Mientras que el año pasado, el Ejército estadounidense prometió que cualquier proyecto futuro de inteligencia artificial sería “responsable” y “gobernable”, como parte de un conjunto de directrices diseñadas para mantener a los “robots asesinos” bajo un firme control humano.

Fuente: La Derecha Diario.