Un informe de Transparencia Internacional revela cómo Álex Saab tejió un conglomerado comercial mientras esquivaba la justicia en siete países

Belice, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Emiratos Árabes, España, Hong Kong (China), Italia, Malta, México, Panamá, Reino Unido, Suiza, Turquía y Venezuela forman parte del repertorio de países donde Álex Saab, presunto testaferro del régimen de Nicolás Maduro, levantó su entramado empresarial. Un  universo que reúne 89 compañías en 15 países.

Del conglomerado hoy quedan compañías vigentes, otras suspendidas o también disueltas, tal como reveló un informe de Transparencia Internacional cuyo rastreo incluye a aquellas empresas donde están socios o allegados a Saab, quien permanece detenido en Cabo Verde desde junio del año pasado, mientras se decidirá su extradición a Estados Unidos por parte del Tribunal Constitucional de la nación africana antes del 24 de agosto.

Mientras se conoce su destino, transciende que la presencia familiar prevalece en las empresas de Saab.  Aunque él encabezó ocho, entre ellas, Rivsa, S.A, que fue constituida en Panamá en 2005 y JBD Properties, INC, también registrada en Panamá en 2006 —ambas compañías ya disueltas— en el resto de los directorios de las sociedades destacan sus hermanos: Amir Luis Saab Morán, Luis Alberto Saab Morán y Katia Saab Morán. Luis Amir Saab Rada, padre, ya fallecido, de Álex Saab, quien estaba como secretario en una empresa en Panamá denominada Saab Gruppo Foundation.

Además, figuran David Nicolás Rubio González y Emmanuel Enrique Rubio González, quienes son los hijos de Álvaro Pulido —quien anteriormente era conocido como Germán Enrique Rubio Salas, colombiano señalado en el 2000 como líder del denominado cartel de Bogotá—, su socio principal.

Le recomendamos: “En Estados Unidos no adoramos al gobierno, adoramos a Dios”: Épico discurso de Trump

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Riqueza sin límite

“La fortuna de Saab no discrimina ideológicamente”, aseguró el director de Investigación de Univisión, Gerardo Reyes, autor de Álex Saab, la verdad sobre el empresario que se hizo multimillonario a la sombra de Nicolás Maduro en entrevista con El Universo, porque “buscó la utilidad a costillas del hambre de los venezolanos. Eso es de una indolencia incomprensible”.

Para su afirmación se basa que el Gobierno de Estados Unidos calcula que el patrimonio de Saab entre 1000 y 1500 millones de dólares. “La ganancia proviene de cambiar los dólares comprados a tasa preferencial en el mercado negro con una cotización mucho más alta. A raíz de las sanciones económicas de Estados Unidos, Saab se volvió más ocupado que un ministro. Lo llamaban para apagar incendios constantemente y él llegaba con un modelo ingenioso de cómo eludir esas sanciones”.

Así levantó su imperio que solo la Justicia de Ecuador estuvo cerca de desplomar con una investigación sobre su “esquema de exportaciones ficticias y de lavado de dinero”, pero “el problema en Ecuador fue que el fiscal se empeñó en orientarlo hacia lavado de dinero, un delito muy difícil de probar, sobre todo porque el argumento de la defensa era que el dinero viene de Venezuela y ese dinero no puede ser sucio. En el caso había pruebas de falsificaciones masivas de exportaciones ficticias. Al final, el caso se perdió y quien debía presentar un recurso ante la Corte Constitucional era el fiscal general, Galo Chiriboga, pero no lo hizo”, explicó Reyes.

Acusado escurridizo

Esquivar a la Justicia destaca en su historial. No solo por el caso de Ecuador, sino porque Saab ha evadido investigaciones en siete países donde se calificó como una pieza clave para desentrañar supuestas redes de corrupción beneficiadas del dinero público venezolano, burlando los controles de los sistemas financieros.

Transparencia Venezuela revela que 15 abogados lo han defendido en los casos en los que ha sido mencionado no solo en Estados Unidos, sino en Colombia, México y en Cabo Verde. Esto sin contar una investigación en Italia que derivó en la incautación  de bienes a su pareja, Camila Fabri.

Con más probabilidades 

La extradición de Saab es viable porque “no hay ningún caso donde Estados Unidos haya fracasado en una extradición en estos términos. El Gobierno le apuesta a que todo se aclare en Cabo Verde y que el caso llegue limpio a Miami”, sostuvo el periodista.

Mientras, el Tribunal de Apelación del 11° Circuito de Estados Unidos estudia si Saab era “enviado especial” de Venezuela, cuando fue capturado en la isla.

Si el tribunal de apelación decide que Saab era diplomático, la acusación por parte del Departamento de Justicia presentada en 2019 en su contra y su socio Álvaro Pulido con ocho cargos relacionados con el presunto lavado de 350 millones quedaría anulada y, por tanto, se caería la extradición.

El Tribunal de Apelación del 11° Circuito de Estados Unidos es uno de los 13 tribunales intermedios de apelación dentro del sistema judicial federal de ese país. En concreto, el despacho se encarga de las solicitudes de los tribunales federales en los distritos de Alabama, Georgia y Florida. Significa, que conoce de lo actuado ante el Tribunal del Distrito Sur de Florida en contra de Álex Saab.

Gabriela Moreno – Panampost.com