Redacción BLes– Después de recibir el martes una exención por motivos médicos que permitía al número uno del tenis mundial jugar en el Open de Australia, el gobierno australiano ha dado un giro de 180 grados y ha prohibido a Novak Djokovic entrar en el país.

La medida se produce en medio de un revuelo de australianos indignados. A Djokovic se le concedió una exención, aunque no se han revelado las circunstancias de la aprobación.

El visado de Djokovic fue calificado como no aceptable debido a un error, y la estrella fue detenida en el aeropuerto de Melbourne tras su llegada, informa SBS.

La Fuerza Fronteriza Australiana confirmó que Djokovic “no aportó las pruebas adecuadas para cumplir los requisitos de entrada a Australia”, y su visado fue cancelado.

“Los no ciudadanos que no tengan un visado válido a la entrada o a los que se les haya cancelado el visado serán detenidos y expulsados de Australia”, dijo la ABF en un comunicado.

El primer ministro Scott Morrison sopesó la decisión, tuiteando: “las reglas son las reglas, especialmente cuando se trata de nuestras fronteras.”

“Nadie está por encima de estas reglas. Nuestras sólidas políticas fronterizas han sido fundamentales para que Australia tenga una de las tasas de mortalidad más bajas del mundo por COVID, seguimos siendo vigilantes”, escribió.

Antes de que se cancelara su visado, el padre de Djokovic, Srdjan, declaró al portal de Internet serbio B92: “Novak está actualmente en una habitación en la que nadie puede entrar. Frente a la habitación hay dos policías”.

El presidente serbio Aleksandar Vucic ofreció su apoyo al gran tenista y dijo en un comunicado;

“Le he dicho a nuestro Novak que toda Serbia está con él y que nuestros organismos están haciendo todo lo posible para que el acoso al mejor tenista del mundo termine inmediatamente”.

Uno de los grandes veteranos del tenis, Rod Laver, quiere que Djokovic revele el motivo de la exención de la vacuna,

“Creo que podría ponerse feo. Creo que la gente de Victoria estaría pensando: ‘Sí, me encantaría verle jugar y competir, pero al mismo tiempo, hay una forma correcta y una incorrecta’.

“Si tiene una razón para (la exención) entonces… deberíamos saberlo”, dijo.

Chris Ford – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.