Redacción BLes- El gobierno de Tailandia presentó una demanda en la justicia local contra las firmas Facebook y Twitter, alegando que ninguna de las dos grandes redes sociales cumplieron con las órdenes judiciales impuestas recientemente que les ordenaba bloquear determinados contenidos de sus plataformas considerados ilegales según las leyes locales.

Según reportó AP News, el ministro de Economía y Sociedad Digital, Buddhipongse Punnakanta, informó que la denuncia había sido impulsada por su ministerio en virtud de la Ley de Delitos Informáticos de Tailandia. Si bien esa ley había sido utilizada en varias oportunidades para procesar a usuarios particulares y sitios web, es la primera vez que se utiliza para demandar a grandes plataformas internacionales como es el caso de Facebook y Twitter.

El conflicto comenzó a finales de agosto cuando el primer ministro Prayut Chan-o-cha insistió a Facebook a cumplir con la ley y costumbres tailandesas, y solicitó eliminar cierta información y contenido que atenta contra las costumbres y leyes locales. 

Los grupos y usuarios denunciados contenían contenido ilegal relacionado con juegos de azar en línea, pornografía, drogas o comentarios contra la monarquía, un tema muy delicado por su tradición en Tailandia.

Según el periódico local Bangkok Post, Facebook dijo en ese entonces que se vio obligado a bloquear el acceso al grupo “Royalist Marketplace”, después de que el gobierno amenazó con emprender acciones legales por no eliminar contenido que se consideraba difamatorio para la monarquía.

“Solicitudes como esta son severas, contravienen el derecho internacional de los derechos humanos y tienen un efecto paralizador en la capacidad de las personas para expresarse”, manifestó Facebook en un comunicado oficial.

Según se indicó en el comunicado, Facebook se comprometió a proteger y defender los derechos de los usuarios de Internet y “prepararse para impugnar legalmente esta solicitud”.

También apuntaron contra el gobierno de Tailandia asegurando que la presión impuesta sobre ellos tuvo un impacto negativo en la capacidad de “invertir de manera confiable en Tailandia, incluido el mantenimiento de nuestra oficina, la protección de nuestros empleados y el apoyo directo a las empresas que dependen de Facebook”.

Los dichos de Facebook resultan paradójicos si tenemos en cuenta la cantidad de denuncias que recibió en los Estados Unidos, justamente por no permitir la libre expresión de los sectores políticos que no son afines a sus declarados intereses de izquierda. Tanto la administración Trump como los sectores conservadores son constantemente censurados o marcados por sus comentarios en las redes sociales. Todo lo contrario sucede con los demócratas o grupos de izquierda.

Por su lado, el viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores, Don Pramudwinai, aseguró que el gobierno estaba preparado para utilizar la ley tailandesa para corregir y eliminar cualquier publicación que viole las leyes nacionales.

El ministro de Economía y Sociedad Digitales (DES), Buddhipongse Punnakanta, dijo que su ministerio envió en agosto órdenes judiciales a los representantes locales de Facebook y Twitter para la eliminación de cuentas y grupos ilegales en un plazo de 15 días. 

Punnakanta informó que Facebook, luego de la solicitud enviada por la justicia, bloqueó el acceso en Tailandia a 215 de las 661 cuentas que se habían solicitado. Twitter lo hizo con cuatro de 69 cuentas. Pero al no cumplir con todo lo solicitado, el ministerio de Punnakanta ahora decidió presentar otra denuncia formal en la justicia.

Andrés Vacca-BLes.com