Redacción BLes – Luego de que Rusia colocara soldados en Bielorrusia y lanzara bombarderos sobre el Mar del Norte, Estados Unidos advirtió a Vladimir Putin que invadir Ucrania sería un grave error.

La vicepresidente Harris arremetió contra las “actividades muy perturbadoras” del dictador Alexander Lukashenko en la frontera con Polonia. Al mismo tiempo, el Secretario de Estado Antony Blinken le acusó de explotar la migración como arma política contra la UE.

Después de que Rusia realizara ejercicios de bombardeo con las fuerzas bielorrusas y reforzara los soldados a lo largo de su frontera con Ucrania, Harris habló de la situación durante una conferencia de prensa en París con el presidente francés Emmanuel Macron, lo que hizo que Estados Unidos reafirmara su compromiso “férreo” con la seguridad ucraniana.

En cuanto a la cuestión de Bielorrusia y lo que está ocurriendo en la frontera con Polonia, estamos muy preocupados por ello y prestando mucha atención”, dijo. También lanzó una advertencia al gobierno del presidente Alexander Lukashenko.

Creo que el régimen de Lukashenko está involucrado en una actividad muy preocupante. Es algo que he discutido con el Presidente Macron, y los ojos del mundo y sus líderes están observando lo que está sucediendo allí”, dijo.

El ministro de Defensa, Viktor Khrenin, acusó a los países occidentales de intentar iniciar un conflicto mediante ultimátums, amenazas y extorsiones, y amenazó con responder brutalmente a cualquier ataque.

Esto se produce después de que Rusia y Bielorrusia realizaran rápidas maniobras con paracaidistas a escasos 30 kilómetros de un paso fronterizo donde se concentran cientos de inmigrantes, alegando que era para “probar la preparación” de sus soldados. Al mismo tiempo, dos bombarderos rusos volaron cerca del Reino Unido, informó Daily Mail.

“Tales titulares no hacen más que alimentar inútilmente y sin fundamento las tensiones. Rusia no representa una amenaza para nadie”, dijo el portavoz de Putin, Dmitry Peskov.

Peskov también declaró que Rusia debe protegerse de las crecientes provocaciones cerca de sus fronteras.

El jueves, Rusia afirmó haber expulsado un avión de vigilancia británico de la región del Mar Negro. Mientras tanto, un par de bombarderos rusos fueron detenidos por cazas británicos cuando sobrevolaban el Mar del Norte.

En medio de la escalada de la crisis migratoria, que Putin está alimentando, se han enviado tropas británicas para ayudar a la frontera de Polonia con Bielorrusia.

Mariusz Blaszczak, ministro de Defensa de Polonia, dijo que los Ingenieros Reales británicos están ayudando a las fuerzas polacas en una misión de “reconocimiento”.

Debido al aumento de la actividad militar cerca de la frontera con Bielorrusia, el ejército bielorruso declaró que el simulacro en el que participó un batallón de paracaidistas rusos tenía como objetivo probar la preparación de las fuerzas de respuesta rápida de los aliados.

Según funcionarios rusos, las tropas sólo se trasladaron a la frontera para realizar simulacros y en respuesta al aumento de las actividades de la OTAN a lo largo de la frontera.

El Kremlin ha advertido repetidamente que Occidente está jugando con fuego al estacionar buques de guerra en el Mar Negro, citando los riesgos de un conflicto, informó The Sun.

Se quejaron de que en menos de 24 horas, dos buques de guerra estadounidenses y cuatro aviones espía de la OTAN fueron enviados cerca de Crimea.

Kathy Vittetoe – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.