Redacción BLes– La administración de Joe Biden se enfrenta a las críticas de ambos lados del pasillo por su mala gestión de la retirada de Estados Unidos de Afganistán.

Republicanos y demócratas criticaron al presidente por dejar que los talibanes tomaran el control de Kabul mucho antes de lo previsto.

Biden pretendía poner fin a un conflicto armado de dos décadas en el país de Oriente Medio. Sin embargo, dejó que los militantes talibanes tomaran el control del palacio presidencial y declararan un nuevo “Emirato Islámico de Afganistán”.

Ni el presidente ni el vicepresidente hicieron ningún anuncio público sobre la caída de Afganistán en el momento de la publicación. Esto hizo que varios legisladores y analistas políticos cuestionaran el liderazgo de ambos.

La Casa Blanca confirmó que Biden y Kamala Harris se reunieron con su equipo de seguridad nacional y con altos funcionarios para escuchar las novedades sobre la reducción del personal civil estadounidense en Afganistán y la situación de seguridad en Kabul el 16 de agosto.

Le recomendamos: “En Estados Unidos no adoramos al gobierno, adoramos a Dios”: Épico discurso de Trump

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

El Partido Republicano quiere saber por qué Biden no ha hablado todavía.

“¿Dónde está el presidente de los Estados Unidos?”, dijeron los republicanos de la Cámara de Representantes en Twitter.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (republicano), acusó a la administración de Biden de chapucear la salida de las fuerzas estadounidenses de Afganistán.

“[Fue un] vergonzoso fracaso del liderazgo estadounidense”, dijo en Twitter. “Estados Unidos tenía la capacidad de evitar este desastre”.

El representante Seth Moulton (demócrata de Massachusetts) coincidió totalmente con McConnell en que la caída de Afganistán podría haberse evitado.

“El momento de debatir si nos quedamos en Afganistán ha pasado, pero todavía hay tiempo para debatir cómo gestionamos nuestra retirada”, dijo en Twitter. “Durante meses, he estado pidiendo a la administración que evacue a nuestros aliados de inmediato, no que espere al papeleo, a los acuerdos poco firmes con terceros países o al tiempo para que parezca más ‘ordenado'”.

“El hecho de que, a estas horas, ni siquiera hayamos asegurado la mitad civil del aeropuerto de Kabul es [un] testimonio de nuestro fracaso moral y operativo”, añadió.

La representante Stephanie Murphy (demócrata de Florida) reveló que su corazón sangra por los solicitantes de asilo que luchan por salir de Afganistán. Murphy expresó su decepción por la forma en que Estados Unidos se marchó.

“También trabajé en el Departamento de Defensa, sé cómo es una retirada planificada”, dijo según Politico. “Sé cómo es una salida ordenada, [y] me decepciona que ésta sea la forma en que nos estamos retirando”.

El profesor asociado de política global del University College de Londres, Brian Klaas, cree que la administración de Biden estaba claramente sorprendida y no estaba preparada para la velocidad del colapso de Afganistán.

“Ni siquiera los aliados de Biden tratarán de reclamar esto como un trabajo bien hecho, o decir que esto es lo que habían planeado”, dijo según la publicación. “Al fin y al cabo, nadie habría planeado una evacuación de última hora que se lanzó por necesidad”.

Dan Knight – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.