Redacción BLes– Tras la retirada de urgencia de las Fuerzas Armadas norteamericanas, el gobierno de Joe Biden se acordó tarde que en Afganistán había aproximadamente 15.000 civiles estadounidenses, entre intérpretes del Ejército, contratistas de Defensa, maestras, médicos y demás personas brindando ayuda humanitaria.

Estas personas deben ser trasladadas de la ciudad al Aeropuerto Hamid Karzai, el último bolsillo de resistencia del gobierno afgano y punto de evacuación del Ejército estadounidense. Sin embargo, todo esto fue improvisado cuando los talibanes tomaron el control de Kabul, y no era parte del plan de evacuación de Biden.

A los más de 15.000 norteamericanos, se le suman unos 5.000 personas de otros países occidentales (principalmente, europeos) y alrededor de 300.000 afganos que colaboraron con las fuerzas de Estados Unidos y se ganaron una VISA en los últimos 20 años, por lo que tienen derecho a ser extraídos del país.

Le recomendamos: Exempleada de Pfizer CONFIRMA la existencia de GRAFENO en las VACUNAS contra el virus pcch

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

La Casa Blanca, luego de retirar de emergencia a los 3.500 soldados que todavía permanecían en el país, ha tenido que enviar 6.000 tropas al Aeropuerto solamente para controlar el perímetro, que está siendo atacado constantemente por las fuerzas talibanes, y establecer un corredor humanitario entre Kabul y la base aérea.

Según explica el veterano de Afganistán, el oficial retirado Michael Pregentla situación es crítica y si las fuerzas del Talibán deciden hacer un ataque coordinado al Aeropuerto, podrían dejar a 15.000 norteamericanos varados en el nuevo Emirato islámico.

La Derecha Diario