La recuperación pospandémica de la aviación comercial puede tener un protagonista temprano e improbable: el avión superjumbo A380.

El mayor avión de pasajeros del mundo parecía estar destinado al desguace hace apenas dos años, mientras las aerolíneas lidiaban con la propagación del coronavirus, reportó CNN.

Toda la flota quedó en tierra, muchos de los aviones fueron almacenados a largo plazo, y algunas aerolíneas incluso aprovecharon la oportunidad de deshacerse de sus A380 por completo, con el retiro de la flota de Air France en mayo de 2020.

Pero ahora, a medida que el número de pasajeros aumenta y el tráfico aéreo vuelve a los niveles anteriores a la pandemia, el avión está disfrutando de un resurgimiento. Más de la mitad de la flota mundial ya está de nuevo en servicio, según datos de Flightradar24.

Lufthansa es la aerolínea más reciente en anunciar el regreso del avión, si bien no antes de 2023, y hay razones para creer que más A380 volverán a surcar los cielos con el tiempo.

“Definitivamente está teniendo un regreso”, dice Geoff Van Klaveren, analista de aviación y director general de asesoría de IBA. “Los operadores eran bastante reacios a traerlo de vuelta porque es un avión muy costoso, pero creo que hemos visto que la demanda se recupera más rápido de lo que la gente esperaba”.

Airbus fabricó y entregó 251 A380, de los que 238 siguen en servicio, y el resto se han retirado o desechado. El avión, que ya no se fabrica, es popular entre los pasajeros y las tripulaciones, pero no entre las compañías aéreas: solo 14 lo han operado hasta la fecha.

De ellas, nueve lo están volando actualmente British Airways, All Nippon Airways, Emirates, Singapore Airlines, Qantas, Qatar, Asiana, Korean Airlines y China Southern Airlines. Algunas de ellas ya tienen planes para volver a poner en servicio más de sus A380.

Fuente: Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.