La salamandra gigante de China, el anfibio más grande del mundo, está a punto de desaparecer, la disminución de su población es tal que tan solo unos pocos ejemplares viven en su entorno natural, informa BBC Mundo en publicación de hoy.

Los cálculos hacen creer que este antiguo animal se ha mantenido sin variaciones durante los últimos 170 millones de años, por lo que han dado en llamarlo “el fósil viviente”.

videoinfo__video.bles.com||b4375adc6__

Llega a medir hasta 1.80 metros, y la exquisitez de su carne y las aplicaciones medicinales que le consagra la medicina tradicional han exacerbado su caza, llevándolo prácticamente a la extinción.

“Es un animal anfibio que suele actuar por la noche o al atardecer. Vive y ataca dentro del agua. Tiene un sentido de la vista poco desarrollado, pero puede oler la comida y detectar pequeños cambios de presión en el agua, lo que le ayuda a localizarla (a su presa)”, cuenta Josep Fortuny del Instituto Catalán de Paleontología Miguel Crusafont a El Mundo.

Salamandra gigante.

Tristemente la fauna salvaje ha mermado en un 58% desde 1970, según dicen los conservacionistas.

Para el leopardo del Amur la situación no es muy distinta, la hermosa criatura, que vive en los bosques rusos, cuenta con unos 84 congéneres solamente.

A su vez, el rinoceronte negro, con unos 5000 ejemplares ha sido diezmado por la codiciosa persecución de sus cuernos.

Otro de los animales que pronto dejará de existir sobre el planeta es el orangután de Borneo, cuyo hábitat se halla en las selvas de Sumatra y Borneo. Con escasos 1.500 miembros habitando en las islas del Sudeste Asiático, languidece a causa de la desaparición de los bosques que lo alojan.

También el gorila occidental del río Cross corre suerte parecida, con unos entre 200 y 300 miembros esparcidos entre Camerún y Nigeria. Además de que los humanos se han apoderado de sus territorios, son víctimas de la caza furtiva.

En cuanto al elefante de Sumatra, el peligro por el que pasa es realmente crítico: alrededor de 3.000 de ellos subsisten en las islas de Borneo y Sumatra, y la deforestación reduce su entorno natural drásticamente.

No hay duda de que la voracidad de la raza humana está propiciando la destrucción de muchas otras especies, que a duras penas subsisten hoy en día.

Por Jose Ignacio Hermosa – Bles

Categorías: Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante a la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.